Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Un virus informático afecta desde el pasado viernes a varios sistemas de información del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid) sin que ello haya repercutido en la actividad asistencial habitual del centro, desde el que se sigue trabajando con relativa normalidad.

Fuentes del hospital han explicado que esta incidencia informática afecta a la disponibilidad de algunas aplicaciones del centro y que el equipo informático interno del centro trabaja en continua coordinación con la Dirección de Sistemas de la Consejería de Sanidad para tratar de solucionar el problema «lo antes posible».

«A pesar de este problema puntual, la atención clínica se está prestando con normalidad en los diferentes servicios y no se ha tenido que derivar a ningún paciente a otros centros por este motivo», han comentado las mismas fuentes.

Desde el centro han querido agradecer la «implicación y colaboración» de todos los profesionales y solicitan asimismo «disculpas» a los usuarios por las posibles molestias que la incidencia informática haya podido causar. También han asegurado que a lo largo de lo que resta de semana varios equipos técnicos continuarán trabajando para restablecer el servicio informático en su totalidad.

Mientras, varios trabajadores del centro han explicado a Europa Press que fue el pasado viernes sobre las 16 horas cuando se cayó el sistema informático. Entonces, se decidió volcar toda la información en formato papel para seguir atendiendo a usuarios, como fue el caso de las Urgencias.

Estos empleados han lamentado que pese a los trabajos llevados a cabo el fin de semana estos sistemas aún no estén operativos a pleno rendimiento, afectando a procesos como analíticas y radiografías que se ralentizan. También han relatado que algunos no pueden utilizar sus ordenadores y que se ha reforzado al personal de administración.

Por su parte, desde CCOO Madrid ha cuestionado las explicaciones dadas por el centro relativas a que los problemas informáticos proceden de un virus informático y que habría entrado a través de un correo electrónico.

El portavoz del área de sanidad privada del sindicato, Samuel Mosquera, ha apuntado que los problemas proceden del sistema informático Florence, instalado para optimizar los recursos humanos del centro ante la llegada imprevista de pacientes. El representante sindical entiende que esta aplicación informática «no tiene suficiente capacidad para el trasiego de datos que tiene este centro hospitalario», que tiene gestión externalizada.

«La sanidad pública se ve de nuevo comprometida por la gestión de una empresa privada», ha subrayado Mosquera quien ha incidido en que, a causa de estos problemas, en la UCI del centro se han recurrido a «gráficos», el sistema antiguo que se utilizaba por parte de las enfermeras para anotar las evoluciones de los pacientes.

Por otro lado, ha señalado que la actividad en el centro se ha «ralentizado» por esta incidencia informática, que ha llevado incluso a la «imposibilidad» de acceder a la información previa de los pacientes (Historia clínica) y ni poder abrir la herramienta de calendario para solicitar cita. «Todo es más lento y está afectado a la asistencia al paciente» ha insistido el portavoz de CCOO para sostener también, frente a lo dicho por el hospital, que se ha derivado alguna actividad menor a otros centros.

 

TTCS Virus informatico Hospital

#protecciondedatos #usofraudulentodedatos #proteccioneninternet #internetseguro #ciberseguridad #ciberataque #ciberdelincuente #protecciondedatos #usofraudulentodedatos

Fuente: Muyseguridad

Un error en la Cámara de Google permitía que hackers espiaran a través de los dispositivos Android

 

Un error de software en la Cámara de Google podía permitir que hackers controlasen las cámaras de los smartphones Android, así como tomar fotos y grabar vídeos incluso estando bloqueados, según un estudio de la compañía de seguridad Checkmarx.

El equipo de Investigación de Seguridad de la compañía halló varias vulnerabilidades de la Cámara de Google al analizar un Google Pixel 2 XL y Pixel 3, derivadas de "problemas de omisión de permisos", como explican en el comunicado.

Entre otras cosas, Checkmarx descubrió que un hacker podía controlar la aplicación para tomar fotos y grabar vídeos sin necesidad de exigir permisos concretos, incluso si el teléfono está bloqueado, la pantalla apagada o cuando el usuario está en medio de una llamada.

La compañía ha explicado además que durante la investigación descubrió que estas vulnerabilidades de la Cámara de Google también afectan a otros proveedores de 'smartphones' con el sistema operativo Android, como Samsung, lo que "implica a cientos de millones de usuarios de smartphones".

Asimismo, Checkmarx creó un escenario de ataque para eludir la política de permisos y descubrió que los hackers podrían tener acceso a vídeos y fotos almacenadas en los dispositivos, así como los metadatos de GPS asociados a ellos.

Tras descubrir estos 'bugs', la empresa de seguridad notificó a Google, que confirmó que las vulnerabilidades no eran específicas de productos Pixel.

"Google informó a nuestro equipo de investigación que el impacto fue mucho mayor y que se extendió a una parte de Android más amplia, con otros proveedores como Samsung que han reconocido que estos defectos también afectan a sus aplicaciones de cámara y han comenzado a tomar medidas", explica Checkmarx.

Por su parte, Google agradeció a la compañía de seguridad por informarle sobre estas vulnerabilidades y afirmó que el problema se solucionó en sus dispositivos afectados mediante una actualización en Play Store de la Cámara de Google en julio de 2019. También distribuyó entre los fabricantes afectados.

Checkmarx ha recomendado a los usuarios que se aseguren de que todas las aplicaciones de sus 'smartphones' estén actualizadas para una "mitigación adecuada y como práctica recomendada".

 

TTCS Android google

#agenciaespañoladeprotecciondedatos #protecciondedatos #usofraudulentodedatos #proteccioneninternet #internetseguro

 

Fuente: Lavanguardia

 

Anonymous burló la última tecnología del CNI en su ciberataque a Marchena

 

El ciberataque de Anonymous Catalonia a finales del pasado junio a los sistemas informáticos del Poder Judicial como protesta por el juicio del 'procés' fue mucho más grave de lo que se informó en un principio. El colectivo detrás del que supuestamente se esconden varios piratas informáticos de corte independentista -que demostró en las redes sociales que había accedido a los correos electrónicos de, entre otros, Manuel Marchena presidente del tribunal del 'procés'-consiguió violar de forma reiterada los más potentes y modernos sistemas de seguridad que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) había diseñado e instalado para blindar las comunicaciones del Ministerio de Justicia, según han desvelado fuentes de la investigación.

Los especialistas de las fuerzas de seguridad que trabajan en este caso han explicado que el CNI y su departamento especializado en ciberseguridad, el Centro Criptológico Nacional (CNN) fueron los encargados de diseñar las barreras que debían haber protegido al Ministerio de Justicia de los ataques de los piratas informáticos.

El Gobierno en junio del año pasado decidió dejar en manos exclusivamente del CNI las comunicaciones y sistemas de protección informática de los 18.000 usuarios del Ministerio de Justicia (entre ellos los 5.500 jueces españoles) tras el escándalo que supuso en julio de 2017 que una falla en el sistema de notificaciones judiciales Lexnet permitiera a cualquier usuario de ese canal consultar informaciones confidenciales de las causas judiciales en marcha.

El Ministerio de Justicia, según el convenio que cerró hace más de un año con el CNI, va a pagar entre 2018 y 2020 tres millones de euros (83,33 euros por usuario de Justicia y año) a los servicios secretos por los sistemas supuestamente inexpugnables que hace un mes violaron los hackers independentistas, que, de acuerdo con los analistas, habrían podido acceder a los correos corporativos de todos y cada uno de los 18.000 usuarios de la red del Ministerio de Justicia.

 

anonymous Marchena

 

«Medios de cifra»

Según explican fuentes del caso, el CNI en los últimos meses y habida cuenta del coste del convenio, se había volcado en el proyecto con su última tecnología y un «importante despliegue de medios humanos», hasta el punto de que los servicios secretos pusieron en marcha una oficina propia de seguridad en el ministerio «encargada de la gestión y operación de sistemas, servicio y redes» de Justicia.

De acuerdo con la documentación oficial, la prioridad del CNI, que incluso elaboró un «plan director de seguridad» para el departamento, debía ser «incrementar los niveles de de seguridad», particularmente con nuevos «medios de cifra», que son los que Anonymous Catalonia reventó sin problemas el pasado junio, según reconocen los actores implicados.

Hace tres semanas, los ciberactivistas denunciaron que las claves de los jueces del 'procés', como las del resto de los miembros de la judicatura, están en una base de datos de más de 9.000 millones de códigos, «que fue filtrada en su día y que es accesible para cualquiera».

Anonymous Catalonia, tras el anuncio del CNI de que había reforzado la seguridad de las cuentas oficiales, volvió a publicar pantallazos de buzones de entrada actualizados de jueces. «El problema no es que la seguridad de cualquier persona sea pésima, sino la de estas personas, que son altos cargos españoles, y que el CNI vaya diciendo que todo está arreglado cuando no es el caso. 'Thats the problema'» (sic), denunciaron entonces los piratas.

Según fuentes de la seguridad del Estado, el CNI todavía desconoce qué información sustrajeron los hackers de los buzones de esos jueces y fiscales del 'procés'. Anonymous no reveló qué datos del buzón de Marchena había consultado, aunque dio a entender que había analizado sus comunicaciones porque reconoció que no había encontrado ningún borrador sobre la sentencia del «procés».

#ciberseguridad #ciberataque #ciberdelincuente #protecciondedatos #usofraudulentodedatos

 

Fuente: Hoy

 

Aumentan los ciberataques a compañías del sector de salud

Los ciberdelincuentes han puesto en el punto de mira a las compañías del sector de la salud. Pocas industrias tienen una misión más crítica, datos más sensibles y operativas más complejas, pero al tiempo, esto implica que estas compañías son difíciles de proteger, asegura un informe Proofpoint.

El proveedor de seguridad ha analizado cientos de millones de correos maliciosos dirigidos a proveedores de salud, organizaciones farmacéuticas y aseguradoras del sector, llegando a conclusiones preocupantes:

  • Un 300% de aumento en ataques por correo sobre el mismo periodo del año anterior – estos correos han sido diseñados para simular que han sido enviados por alguien a quien conoce la persona que los recibe.

  • El 95% de las compañías afectadas registraron correos electrónicos falsificando sus propios dominios de confianza – y todas las compañías de salud atacadas registraron falsificaciones de sus dominios para dirigirse específicamente a pacientes y socios comerciales.

  • Las organizaciones atacadas registraron, de media, 65 empleados atacados – en muchos casos, las personas más atacadas no eran ejecutivos VIP de alto nivel, sino otros perfiles administrativos de perfil más bajo con acceso privilegiado a información sensible.

  • El 55% de todos los correos electrónicos falsos incluía las palabras “pago” (28%), “solicitud” (15%) o “urgente” (12%) en la línea de asunto.

  • El 77% de los ataques por correo electrónico a compañías de salud utilizaba direcciones URL maliciosas.

  • Los troyanos bancarios fueron la mayor amenaza para las compañías de salud durante el período de tiempo analizado.

  • Los ataques basados en malware superaron en más del 50% al volumen de mensajes para phishing.

Los ciberataques exponen datos de salud personales. El ransomware cierra salas de urgencias. Los correos electrónicos fraudulentos afectan a socios comerciales, pacientes y personal clínico. Estas amenazas perjudican la capacidad de la industria de Salud para atender a los pacientes”, indica Ryan Witt, responsable de Ciberseguridad para el Sector Salud en Proofpoint.

Las empresas y organizaciones del sector Salud consideran ahora la ciberseguridad como un tema clave de seguridad del paciente, en su misión general de cuidado de la salud. Esta reciente preocupación se aleja del planteamiento de puro cumplimiento normativo de años anteriores, que situaba la ciberseguridad en el ámbito de los mecanismos para asegurar la financiación de la implementación de registros médicos electrónicos.

El informe de Proofpoint, realizado sobre cientos de millones de correos maliciosos, ha descubierto una tendencia que se mantendrá en los próximos tiempos: hoy en día, los ciberataques se dirigen a las personas y no solo a la infraestructura. La mecánica es sencilla: engañan a los trabajadores de estas organizaciones para que abran un archivo adjunto inseguro o un enlace dudoso que conduce a un sitio de malware. Se hacen pasar por ejecutivos de las compañías e indican al personal que transfiera dinero o envíe información confidencial. Y secuestran la confianza de los pacientes con estafas que se aprovechan del valor de marca de las organizaciones.

Combatir estos ataques requiere un enfoque de seguridad nuevo y centrado en las personas, recomienda Proofpoint en su informe.

 

TTCS Ciberataque Salud

#ciberseguridad #ciberataque #ciberdelincuente #protecciondedatos #usofraudulentodedatos

Fuente: Muyseguridad

Facebook da por resuelta su caída, la de WhatsApp y la de Instagram

 

Las plataformas Facebook, Instagram y WhatsApp han tenido este miércoles problemas en todo el mundo que han impedido a los usuarios cargar imágenes y vídeos. Ya en la madrugada de España, la compañía emitió un comunicado en el que daba por resuelto el problema "al 100%". "Sentimos los inconvenientes", dijo un portavoz de Facebook en un comunicado,

El funcionamiento defectuoso de las redes sociales ha afectado de forma desigual a distintas zonas del mundo. Los usuarios de las tres plataformas se han quejado de dificultades para cargar contenidos audiovisuales, no tanto de caídas de la aplicación, como en otras ocasiones. No era posible subir a las plataformas imágenes, vídeos y directos (sobre todo en el caso de Facebook), tampoco audios en el caso de WhatsApp.

Un comunicado de Facebook actualizado horas después del inicio de la caída ha admitido que ellos mismos son responsables de los fallos, provocados por tareas rutinarias de mantenimiento: "Durante una de nuestras operaciones de mantenimiento, hemos desencadenado un problema que está dificultando para algunos usuarios la subida o envío de fotos y vídeos". La compañía lo ha conseguido arreglar este jueves. En su declaración inicial, Facebook se limitaba a admitir el problema: "Somos conscientes de que algunas personas tienen en estos momentos problemas para subir imágenes, vídeos y otros archivos en nuestras apps".

Según recoge el portal DownDetector, especializado en rastrear este tipo de situaciones, los servicios de la compañía Facebook empezaron a tener dificultades poco antes de las 16.00 (hora peninsular española) de este miércoles. Las palabras #whatsappdown e #instagramdown se convirtieron rápidamente en tendencia en la red social Twitter, con cientos de miles de mensajes. Como es habitual en estos casos, Twitter tiene un repunte de usuarios se quejan de que otras redes no funcionan. Ya sea por su amplia implantación o porque era más evidente que las fotos no cargaban bien en ella, WhatsApp es la red que ha generado más tuits.

Esta caída ha permitido observar una peculiaridad sobre el funcionamiento de la inteligencia artificial de Facebook para describir las fotos. En lugar de la imagen, los usuarios podían ver unas palabras con lo que las fotografías supuestamente debían contener. En algunos casos parecían haikus involuntarios: "La imagen puede contener: cielo, nubes, exterior, agua, naturaleza".

Algunos tuits de usuarios anglosajones comentaban este inesperado cambio, que Facebook probablemente use para afinar sus algoritmos de explotación publicitaria.

El incidente, aunque global, no ha afectado por igual todas las regiones del mundo. Los fallos en Facebook han afectado principalmente al norte de Europa y el noreste de Estados Unidos y California. En WhatsApp, por su parte, la incidencia fue mayor en América del Sur —especialmente en Venezuela, Brasil, Perú Chile y Argentina— y Europa del norte. Horas después del inicio de los problemas, las zonas donde peor funcionaba la plataforma eran el área de Sao Paulo en Brasil y el norte de Europa. Se han notificado dificultades para usar Instagram sobre todo en Europa y Estados Unidos, según DownDetector. A última hora del miércoles California era donde peor funcionaba esta plataforma.

Con este fallo, la compañía Facebook (propietaria de esta red social y también de WhatsApp e Instagram) ha sufrido tres grandes caídas del servicio en tan solo cuatro meses. El mayor fallo técnico de los servicios de Facebook, Instagram y WhatsApp ocurrió en marzo y que duró unas 24 horas. Los problemas se acumulan para la compañía de Mark Zuckerberg, investigada además penalmente en Estados Unidos por la gestión de datos. Zuckerberg ha anunciado en un comunicado a sus empleados la renuncia de dos de sus principales e históricos directivos: Chris Cox, jefe de productos, y Chris Daniels, responsable de negocios de WhatsApp.

También Twitter

Poco después de conocerse los fallos en las aplicaciones de Facebook, Twitter también aseguró, a través de un mensaje en su propia red social, que está teniendo "algunos problemas" con la entrega de mensajes directos y notificaciones. "Estamos trabajando en arreglarlo y actualizaremos la información tan pronto tengamos más noticias", comunicó la compañía en una nota en la que también pedía disculpas a sus usuarios.

 

TTCS Caida redes sociales

#whatsappcaido #ciberseguridad #ciberataque #ciberdelincuente #protecciondedatos #usofraudulentodedatos

 

Fuente: Elpais