10 consejos para mejorar la seguridad en Internet

La seguridad en Internet está gravemente amenazada. A la típica colección de malware, cada vez más sofisticada y masiva, se ha unido en 2020 todas las consecuencias de la pandemia del COVID, un gran desafío también en materia de ciberseguridad.

Y es que los confinamientos por la pandemia ha desplazado a millones de empleados y estudiante desde redes perimetrales generalmente bien protegidas a las de los hogares más inseguras por defecto. También ha aumentado la desinformación, las fake news y en general la manipulación de la información que algunos analistas consideran un problema más de seguridad informática.

Por supuesto, no ha faltado malware de todo tipo, virus, troyanos y especímenes de toda condición y para todas las plataformas. Los ciberataques son cada vez más numerosos, sofisticados, peligrosos y masivos con el Ransomware y el Phishing como amenazas principales. Las violaciones de datos y del derecho a la privacidad, y el ciberespionaje que no descansa, también están a la orden del día y completan un cóctel explosivo.

seguridad en Internet

Seguridad en Internet

Por todo ello el usuario común debe adoptar medidas proactivas para mejorar la seguridad. Conseguir el 100% de seguridad y privacidad en una red global y en un mundo tan conectado es simplemente imposible, pero podemos aumentar la protección observando una serie de consejos como los que te vamos a recordar en este artículo y que incluyen el fortalecimiento de las cuentas on-line, aplicaciones y equipos. Y mucho, mucho sentido común en el uso de Internet y sus servicios.

1- Protege los navegadores

Todos los navegadores web incluyen características avanzadas de seguridad cuya activación debemos revisar y configurar porque son las aplicaciones con las que accedemos a Internet y sus servicios. Además de revisar el cifrado de extremo a extremo en la sincronización o el aislamiento de procesos (sandbox), debemos prestar atención a los avisos sobre sitios inseguros. También debemos revisar las extensiones instaladas porque algunas son fuente frecuente de introducción de malware.

Para mejorar la privacidad, nada mejor que usar el modo incógnito, una función que hoy ofrecen todos los grandes proveedores como sesión temporal de navegación privada que no comparte datos con el navegador, no guarda información sobre páginas web, ni historial de navegación, caché web, contraseñas, información de formularios, cookies u otros datos de sitios web, borrando éstas u otros archivos temporales cuando finalizamos la sesión.

2- Gestiona bien las contraseñas

Las violaciones masivas de la seguridad de los servicios de Internet están a la orden del día y con ello millones de contraseñas quedan expuestas. La realidad es que las contraseñas son un método horrible tanto en seguridad como en usabilidad, pero hasta que no se consoliden métodos más avanzados que tienen que llegar de la identificación biométrica tenemos que seguir utilizándolas.

La regla de oro es tener una contraseña fuerte y distinta para cada sitio web. Las contraseñas largas y aleatorias previenen los ataques de fuerza bruta y el uso de una contraseña diferente para cada cuenta evita tener todas ellas comprometidas a la vez cuando se produce una violación de datos. Los gestores de contraseñas que sean capaces de generar y recordar decenas de contraseñas, son una buena herramienta para reducir los errores humanos.

seguridad en Internet 3

3- Usa la autenticación de dos factores

La autenticación de dos factores (o en dos pasos) proporciona un nivel adicional de seguridad en las cuentas ya que no basta con vulnerar el nombre de usuario y contraseña. El servicio está disponible en la mayoría de servicios importantes de Internet y conviene utilizarlo siempre que podamos.

Generalmente, utiliza un código de verificación servido mediante una aplicación móvil o SMS, como un mecanismo para confirmar la identidad del usuario pero añadiendo seguridad adicional al uso de las contraseñas. Este método, dificulta enormemente los ciberataques, especialmente los de ‘fuerza bruta’.

4- Utiliza soluciones de seguridad

Sistemas operativos como Windows incluyen la solución de seguridad nativa Windows Defender como protección básica para un consumidor. Es lo mínimo que debemos usar o -mejor- apostar por los proveedores especializados que ofrecen un buen número de soluciones de seguridad, muchas de ellos gratuitas. Usuarios avanzados o profesionales deberían valorar el uso de una suite de seguridad comercial integral y también otras herramientas de seguridad como un firewall.

Sistemas de cifrado de datos como BitLocker, disponible en algunas ediciones de Windows, son de gran utilidad para usuarios empresariales, ya que permite cifrar o “codificar” los datos de un equipo para mantenerlos protegidos haciendo frente a amenazas como el robo de datos o la exposición en caso de pérdida, el robo o la retirada inapropiada de equipos.

5- Actualiza sistemas operativos y aplicaciones

Todos los sistemas operativos tienen mecanismos automáticos o manuales para instalar actualizaciones de seguridad. Son parches de seguridad que se entregan cada cierto tiempo contra amenazas conocidas y son de obligada instalación.

Tan importante -o más- que lo anterior es la actualización de aplicaciones instaladas a las últimas versiones ya que éstas suelen incluir parches de seguridad. Cuando las versiones son más antiguas, tienen mayor riesgo de ser atacadas por ciberdelincuentes que encuentran vulnerabilidades en el programa, con especial incidencia en algunas como Java, Adobe Flash o Reader.

6- Cuidado con las redes inalámbricas gratuitas

Los puntos de acceso gratuitos se han extendido por múltiples zonas en poblaciones, zonas de restauración, aeropuertos, estaciones de tren o metro, hoteles y en todo tipo de negocios. Varios estudios han confirmado la inseguridad intrínseca de estas redes inalámbricas públicas y la facilidad de los ciberdelincuentes para aprovecharlas.

Deben evitarse siempre que se puedan optando por redes de banda ancha móvil dedicadas de mayor seguridad y en su defecto solo usarse para navegación intrascendente y ocasional, sin emplearlas para accesos a servicios delicados como banca on-line o aquellos que requieran autenticación real de usuario.

seguridad en Internet 5

7- Usa VPN para mejorar la privacidad

El uso de redes privadas virtuales es una opción para los que buscan una mayor privacidad  y con ello mayor seguridad en Internet, ya que ocultan la dirección IP del usuario y redirigen el tráfico a través de un túnel VPN cifrado.

Ese grado de «invisibilidad» ofrece mejoras directas de seguridad contra ataques informáticos, de privacidad frente al robo de datos y la apropiación de identidades, y otras ventajas añadidas como proteger la identidad en línea, salvaguardar las transacciones electrónicas y compras por Internet o permitir seguridad en el uso de redes Wi-Fi públicas.

8- Valora las llaves de seguridad hardware para cuentas vitales

Para cuentas vitales, especialmente en entornos empresariales, conviene hacer una inversión adicional para proteger las cuentas usando un mecanismo de seguridad por hardware. Generalmente es un dispositivo en formato pendrive que se conecta a un puerto USB y contiene un motor de cifrado de alta seguridad.

Todo el proceso se realiza dentro del hardware y aunque no se han mostrado totalmente infalibles cuando utilizando conexiones por Bluetooth, por lo general aumentan enormemente la seguridad que logramos mediante software.

9- Utiliza copias de seguridad

Ya decíamos que la seguridad al 100% en una red global no existe y no sólo por el malware, ya que un error en el hardware puede provocar la pérdida de la preciada información personal y/o profesional. La realización de copias de seguridad es por tanto altamente recomendable para un usuario y profesional que pretenda proteger la información personal y corporativa de un equipo informático, además de ser una tarea de mantenimiento que contribuye a la salud del hardware.

Las copias de seguridad deben almacenarse en un dispositivo de almacenamiento externo al de nuestro equipo o en un servicio de almacenamiento en nube que ante cualquier ataque nos permita recuperar los datos.

seguridad en Internet 4

10- Sentido común

La prudencia es una de las barreras preferentes contra el malware y conviene extremar la precaución contra ataques de phishing o ransomware que a poco que prestemos atención podremos prevenir, porque para ser efectivos usan precisamente el descuido del usuario.

Para ello, debemos evitar la instalación de aplicaciones de sitios no seguros; la apertura de correos electrónicos o archivos adjuntos no solicitados que llegan de redes sociales o aplicaciones de mensajería; la navegación por determinadas páginas de Internet; o usar sistemas operativos y aplicaciones sin actualizar, que contienen vulnerabilidades explotables por los ciberdelincuentes en las campañas de malware.

Fuente: Muyseguridad

El ciberataque que se apropia de tu cuenta de WhatsApp

Desde que la Organización Mundial de la Salud declarara al coronavirus como pandemia, el cibercrimen no ha dejado de crecer en volumen y alcance. El CNI alertó a finales de noviembre de que los ciberataques calificados de muy graves se duplicaron este año en relación con 2019. La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, afirmó que «no solo se ha producido un incremento tanto cuantitativo como cualitativo de los ciberataques», sino también de su gravedad. La ciberdelincuencia es otra pandemia que se ha vuelto viral en esta época de incertidumbre, aumento del teletrabajo y de compras a través de Internet.

Los delincuentes no entienden de crisis sanitarias ni de ética alguna y ven en el miedo un negocio lucrativo, por lo que aprovechan cualquier ocasión para infectar dispositivos y robar datos. Primero fue TikTok, luego Zoom y ahora es el turno de Whatsapp. Según la compañía de ciberseguridad Check Point, en estas últimas semanas se está propagando un nuevo tipo de ciberataque que se apropia de la cuenta de la red de mensajería a sus víctimas. La manera en la que logran engañar al usuario es la de suplantar a uno de sus contactos, eliminando con ello cualquier tipo de sospecha.

«Lo primero que hay que saber de este ciberataque es que el principal activo para el ciberdelincuente es aprovecharse de la confianza de la víctima. Es por esta razón, que la manera para llevar a cabo este ataque se basa en que, con anterioridad, este cibercriminal ha conseguido atacar a uno de los contactos de la víctima en cuestión y robarle todos los números de teléfono que tenía«, advierte Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

«El cibercriminal le escribe a WhatsApp como si fuera la propia víctima, porque le ha hecho con anterioridad un ciberataque a uno de sus contactos y con ello ya tiene el número de teléfono de la propia víctima, con lo que a su teléfono le va a llegar un SMS de la aplicación con un código. Para lograr el engaño, el ciberdelincuente escribe a la víctima desde un contacto conocido solicitando ese código para que se lo diga, alegando que se ha equivocado mandándoselo y, con este simple engaño, se quedan con la cuenta de WhatsApp de la víctima. Lo imprescindible para este ciberataque es que la víctima confíe en el número que le está hablando, porque al conocerle se fía. Simple, pero efectivo«, explica el experto.

¿Qué pueden llegar a hacer lo ciberdelincuentes con esa cuenta una vez la han robado? «Pueden utilizarla para atacar a todos sus contactos de muchas maneras. Una de las formas es enviándoles SMS con un link que les redirija hasta un sitio web con malware. Otra de las técnicas es mandar un WhatsApp con un enlace con un mensaje del tipo «mira qué interesante, descárgatelo» y como el cibercriminal está hablando a la víctima desde un número en el que «confía» porque se hace pasar por un contacto, es más sencillo engañar porque lo mirará sin pensárselo.

21.12

También pueden infectar un móvil y a partir de ahí tener acceso a diferentes aplicaciones y a los movimientos de la víctima o para introducir en el dispositivo un troyano bancario para robar los datos bancarios del usuario y obtener con ello un beneficio económico.

De ser víctima, ¿Podrían recuperar su cuenta? «La única manera sería hablando con WhatsApp para informarles del robo de la cuenta y ellos anulen automáticamente esa cuenta con ese número de teléfono. Por otro lado, sería necesario informar de los hechos a la Guardia Civil o la Policía Nacional para que así hagan un seguimiento de ese número de teléfono y comprueben todas las posibles comunicaciones que ha tenido con otros usuarios y minimizar las víctimas«, explica Nieva.

¿De qué manera puede protegerse un usuario contra este tipo de ataque? «Lo más importante es que cuando a una persona le llegue un SMS lo lea atentamente. Es primordial tener en cuenta que se debe tener mucho cuidado con los códigos que se envían y saber que nunca hay que mandar un código que tú recibas a nadie, te digan lo que te digan o sea quien sea el que te lo esté solicitando. Para no caer en la trampa, lo más correcto para asegurarte de quién es la persona que te lo está pidiendo sería llamar al número de teléfono y comprobar que efectivamente es la persona correcta, por la voz es una manera más sencilla de estar seguro de su identidad«.

En lo que va de 2020 el centro del CNI ha detectado 6.690 ciberincidentes de peligrosidad muy alta y otros 60 críticos, frente a los 3.172 y 37 de 2019, respectivamente, según expuso Javier Candau, Jefe del Departamento de Ciberseguridad del CCN, durante la inauguración de las XIV jornadas de ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN). «Estamos viviendo una situación excepcional», ha apuntado Esteban, para quien «es evidente que la pandemia nos ha puesto a prueba a todos» y ha sido un «un potenciador de tendencias ya existentes».

Fuente: Elcorreo

La estafa del falso paquete de Correos vuelve a la carga

Recibimos un correo electrónico en nuestro teléfono móvil. Nos anuncia que nuestro paquete ya ha llegado, aunque está depositado en una oficina de Correos. Para obtenerlo en casa debemos abonar un pago de 2,99 euros por los costes de envío. ¿Qué paquete, si yo no había encargado nada? Da igual, clicamos en el enlace que nos propone y adjuntamos la información personal y bancaria que nos exige. Acabamos de caer sin querer en las garras del phishing.

La estafa que simula ser una comunicación oficial del servicio de Correos, y que en realidad tan solo quiere obtener el pase hacia nuestros datos más comprometidos vuelve a la carga, según alerta la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), que detalla la forma de proceder de los estafadores y da también algunas claves para mantenernos seguros.

En caso de haber caído en la trampa desde este órgano competente en materia de ciberseguridad recomiendan contactar lo antes posible con la entidad bancaria para informarles de lo sucedido.

Phising correos

Además, recuerdan que ninguna empresa envía por correo electrónico solicitudes de pago, donde se soliciten datos personales de sus clientes.

«Si recibes un correo similar, no facilites ningún dato. En caso de duda, contacta directamente con el proveedor del servicio para asegurarte de la veracidad de la información», recomiendan desde este órgano, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España.

#ciberseguridad #cibercrimen #StopPhishing #suplantacióndeindentidad #protecciondedatos #fraudecorreos

Fuente: Ultimahora

El ciberataque que se apropia de tu cuenta de WhatsApp

Desde que la Organización Mundial de la Salud declarara al coronavirus como pandemia, el cibercrimen no ha dejado de crecer en volumen y alcance. El CNI alertó a finales de noviembre de que los ciberataques calificados de muy graves se duplicaron este año en relación con 2019. La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, afirmó que «no solo se ha producido un incremento tanto cuantitativo como cualitativo de los ciberataques», sino también de su gravedad. La ciberdelincuencia es otra pandemia que se ha vuelto viral en esta época de incertidumbre, aumento del teletrabajo y de compras a través de Internet.

Los delincuentes no entienden de crisis sanitarias ni de ética alguna y ven en el miedo un negocio lucrativo, por lo que aprovechan cualquier ocasión para infectar dispositivos y robar datos. Primero fue TikTok, luego Zoom y ahora es el turno de Whatsapp. Según la compañía de ciberseguridad Check Point, en estas últimas semanas se está propagando un nuevo tipo de ciberataque que se apropia de la cuenta de la red de mensajería a sus víctimas. La manera en la que logran engañar al usuario es la de suplantar a uno de sus contactos, eliminando con ello cualquier tipo de sospecha.

«Lo primero que hay que saber de este ciberataque es que el principal activo para el ciberdelincuente es aprovecharse de la confianza de la víctima. Es por esta razón, que la manera para llevar a cabo este ataque se basa en que, con anterioridad, este cibercriminal ha conseguido atacar a uno de los contactos de la víctima en cuestión y robarle todos los números de teléfono que tenía«, advierte Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

«El cibercriminal le escribe a WhatsApp como si fuera la propia víctima, porque le ha hecho con anterioridad un ciberataque a uno de sus contactos y con ello ya tiene el número de teléfono de la propia víctima, con lo que a su teléfono le va a llegar un SMS de la aplicación con un código. Para lograr el engaño, el ciberdelincuente escribe a la víctima desde un contacto conocido solicitando ese código para que se lo diga, alegando que se ha equivocado mandándoselo y, con este simple engaño, se quedan con la cuenta de WhatsApp de la víctima. Lo imprescindible para este ciberataque es que la víctima confíe en el número que le está hablando, porque al conocerle se fía. Simple, pero efectivo«, explica el experto.

¿Qué pueden llegar a hacer lo ciberdelincuentes con esa cuenta una vez la han robado? «Pueden utilizarla para atacar a todos sus contactos de muchas maneras. Una de las formas es enviándoles SMS con un link que les redirija hasta un sitio web con malware. Otra de las técnicas es mandar un WhatsApp con un enlace con un mensaje del tipo «mira qué interesante, descárgatelo» y como el cibercriminal está hablando a la víctima desde un número en el que «confía» porque se hace pasar por un contacto, es más sencillo engañar porque lo mirará sin pensárselo.

21.12

También pueden infectar un móvil y a partir de ahí tener acceso a diferentes aplicaciones y a los movimientos de la víctima o para introducir en el dispositivo un troyano bancario para robar los datos bancarios del usuario y obtener con ello un beneficio económico.

De ser víctima, ¿Podrían recuperar su cuenta? «La única manera sería hablando con WhatsApp para informarles del robo de la cuenta y ellos anulen automáticamente esa cuenta con ese número de teléfono. Por otro lado, sería necesario informar de los hechos a la Guardia Civil o la Policía Nacional para que así hagan un seguimiento de ese número de teléfono y comprueben todas las posibles comunicaciones que ha tenido con otros usuarios y minimizar las víctimas«, explica Nieva.

¿De qué manera puede protegerse un usuario contra este tipo de ataque? «Lo más importante es que cuando a una persona le llegue un SMS lo lea atentamente. Es primordial tener en cuenta que se debe tener mucho cuidado con los códigos que se envían y saber que nunca hay que mandar un código que tú recibas a nadie, te digan lo que te digan o sea quien sea el que te lo esté solicitando. Para no caer en la trampa, lo más correcto para asegurarte de quién es la persona que te lo está pidiendo sería llamar al número de teléfono y comprobar que efectivamente es la persona correcta, por la voz es una manera más sencilla de estar seguro de su identidad«.

En lo que va de 2020 el centro del CNI ha detectado 6.690 ciberincidentes de peligrosidad muy alta y otros 60 críticos, frente a los 3.172 y 37 de 2019, respectivamente, según expuso Javier Candau, Jefe del Departamento de Ciberseguridad del CCN, durante la inauguración de las XIV jornadas de ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN). «Estamos viviendo una situación excepcional», ha apuntado Esteban, para quien «es evidente que la pandemia nos ha puesto a prueba a todos» y ha sido un «un potenciador de tendencias ya existentes».

Fuente: Elcorreo

Policía Nacional y Mossos desarticulan junto al FBI una red internacional dedicada al blanqueo a través de ciberataques

 

Agentes de la Policía NacionalMossos d'Esquadra y FBI han desarticulado en una operación coordinada por EUROPOL una organización transnacional dedicada al blanqueo de beneficios procedentes de ciberataques y estafas informáticas. Con todas las pruebas recabadas se estima que la actividad de blanqueo llevada a cabo en España superaría los 800.000 euros en un solo año.

La organización operaba a nivel mundial, especialmente en Europa y América, y ofrecían sus servicios a grupos criminales informáticos. Según la Policía, la operación no tiene precedentes en su ámbito debido a su envergadura, ya que ha supuesto la práctica de 40 registros domiciliarios en Letonia, Bulgaria, Reino Unido, Italia y España (2), así como la detención de 19 personas en Estados Unidos, Portugal, Reino Unido y España (4).

El entramado en España se había servido de 106 cuentas bancarias, abiertas con pasaportes falsificados, que recibían grandes cantidades de dinero asociadas a actividades de ciberdelitos desde países como Alemania, Italia o Estados Unidos, y con los que pretendían blanquear más de 825.000 euros.

En España, la investigación policial se inició el mes de marzo de 2019 cuando la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra detectaron una organización criminal internacional altamente estructurada y especializada en monetizar el producto de cibercrímenes cometidos por grupos de criminales informáticos a diferentes países.

El entramado criminal ofrecía un servicio consistente en aportar una serie de cuentas bancarias controladas por mulas, previamente reclutadas en varios países por miembros de la organización. La primera finalidad era recibir transferencias de dinero procedente de estafas informáticas y también ofrecer métodos para enmascarar el origen ilícito del dinero y avalar la integración de los beneficios en los circuitos financieros legales.

Los investigadores constataron que la organización también estaba siendo investigada por otras policías por hechos criminales en sus países, entre ellas el FBI, y que una parte de la organización se había establecido en la ciudad de Barcelona. Este grupo estaba integrado principalmente por personas originarias de Letonia que llegaban a Cataluña con el encargo de abrir estas cuentas bancarias, a los cuales recibían y transferían el dinero obtenido fraudulentamente.

Gracias a las gestiones de investigación, se pudo identificar un total de 27 personas, que actuaban como mulas bancarias, que abrieron cuentas en Barcelona con documentación obtenida fraudulentamente con connivencia de una gestoría establecida cerca de Barcelona, ciudad desde donde se realizaban transferencias a cuentas otros países para enmascarar el origen ilícito y dificultar su rastro.

Desarticulada banda ciber ataque

 

Fuente: Ultimahora