Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

En relación a la denuncia interpuesta por un grupo de trabajadores del Parque de Bombero de Talavera de la Reina y de la que se hizo eco el sindicato STAS (Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Administración y Servicios de Castilla-La Mancha), el subdelegado del Gobierno en Toledo, Francisco Javier Corrochano, dijo en conferencia de prensa el 11 de febrero de 2011, que el resultado de las investigaciones de la policía se han puesto a disposición judicial, y salvo que el juez lo aprecie, "no se observan indicios de anormalidad en la colocación de esas cámaras", subrayó Corrochano.

Según las investigaciones de la policía, dichas cámaras se encuentran instaladas, como previene la ley, en zonas comunes con los oportunos carteles de zonas de videovigilancia. Existen cinco cámaras de gran angular a la vista, y tres cámaras ocultas de contravigilancia, cámaras que apuntan hacia las otras cámaras. No hay micrófonos como se ha dicho, subraya Corrochano, quien añadió que la instalación se corresponde en todo con el fichero creado y a disposición de cualquiera que desee consultarlo en la Agencia Estatal de Protección de Datos.

Hay que ser respetuosos

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Talavera, Tirso Lumbreras, hizo referencia al asunto de las cámaras al final de su habitual comparecencia para dar cuenta de lo aprobado por el Consejo de Gobierno del Ayuntamiento.

Lumbreras manifestó que la policía había remitido la información de sus pesquisas al Juzgado y, por lo tanto "debemos ser respetuosos hasta que el Juzgado resuelva". No obstante, aseguró "lo que nosotros conocemos de esa información es que la instalación se adecua plenamente a la autorización en su día emitida por la Agencia Española de Protección de Datos", y que "no hay ninguna anormalidad como nosotros habíamos dicho".

Reproches

El portavoz del equipo de gobierno reprobó al presidente local del Partido Popular, Gonzalo Lago, las últimas declaraciones que había hecho acerca del sistema de cámara en el parque de bomberos. El presidente del PP exigió al Alcalde que confirmara si existía también la posibilidad de que existan cámaras o micrófonos ocultos en otras instalaciones municipales como en el parque de bomberos. "Pero cómo va el Alcalde a dar cuenta de que no existe, si lo que no existe, no existe", explicó Lumbreras, quien achacó estas y otras exigencias de Lago a que están muy próximas las elecciones y eso le provoca "mucha ansia" . 

El portavoz recordó a Lago que en un sistema democrático se presupone la legalidad y la inocencia, "y yo no tengo que dar cuenta de que no he hecho algo". Todo esto, aseguro Lumbreras, es "un disparate como otros muchos que viene haciendo sistemáticamente durante estos días". Por eso le sugiere que sea más "comedido y respetuoso" y aseguró que no creía que el presidente del PP, Gonzalo Lago, esté en condiciones de ser candidato a la alcaldía de Talavea.

 

FUENTE: www.periodistadigital.com