Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El portavoz de los socialistas, Rafael Gómez Montoya, ha explicado hoy que el servicio constituía un "pilar básico en la lucha contra la violencia de género, el acoso escolar", así como otra tipo de delitos, y actuaba como "herramienta para la convivencia y seguridad de todos".

Dicho servicio, que el año pasado atendió a más de 2.000 personas, la mitad de ellas víctimas de malos tratos, fue puesto en marcha por la Policía local, en colaboración con la delegación de Servicios Sociales, el Hospital Severo Ochoa, el centro de salud mental José Germain y el Observatorio Regional de la Violencia de Género.

De ahí las críticas de los socialistas, que consideran que se trata de un nuevo recorte en atención social por parte del equipo de Gobierno del Partido Popular, que se sumaría a la eliminación de las ayudas de 400 euros que el anterior ejecutivo daba a las familias sin ingresos.

Por su parte, la concejal de Asuntos Sociales de Leganés, María Dolores Montoro, ha precisado a Efe que dicha eliminación se debe a una duplicidad de funciones, y que el consistorio se ha limitado a "municipalizar un servicio que estaba privatizado".

Según la edil, ofrecía una atención que ya se venía dando en horario semejante, de mañana y tarde, por empleados del Ayuntamiento en las diferentes áreas como menor, mujer y violencia.

El nuevo gobierno sostiene, además, que era un servicio "infradotado y con gran cantidad de irregularidades" como su propio proceso de licitación a una empresa privada.

Un ejemplo de sus irregularidades es que sus ficheros de víctimas no estuvieran inscritos en la Agencia de Protección de Datos, apunta la responsable de Asuntos Sociales.

FUENTE: www.abc.es