Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

"Aquí nadie me va a dar trabajo. Me iré al paro y lo buscaré fuera". La exalcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa), Regina Otaola (PP), hablaba así de su futuro tras anunciar que no repetiría en el cargo y que dejaba la política vasca. Apuntó a la empresa privada y empezó a hacer cursos de reciclaje. Pero, un año después, su destino ha quedado ligado al de la Comunidad de Madrid. El Ejecutivo de Esperanza Aguirre aprobó ayer su nombramiento como directora de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, un puesto "ilusionante y de gran responsabilidad", según la designada. El Ayuntamiento de Lizartza pasó a manos de Bildu en las recientes elecciones municipales. "Un cambio de aires en la vida viene bien a todos", aseguró ayer la exregidora.

Otaola (Eibar, 1952) sustituirá a Carmen Balfagón, que se marcha con María Dolores de Cospedal al Gobierno de Castilla-La Mancha como secretaria general de Asuntos Sociales. La exalcaldesa fue amenazada de muerte por un proetarra y vivió todo su mandato con un concienzudo dispositivo de seguridad. Es también una de las voces críticas del partido desde que Antonio Basagoiti sustituyó a María San Gil al frente del PP vasco.

La propia política admitió públicamente estar más cómoda con el equipo de San Gil que con la actual dirección. No es la primera vez que Esperanza Aguirre rescata a un cargo alejado de la cúpula del PP vasco consagrada y bendecida por Mariano Rajoy. La presidenta fichó en 2010 a Santiago Abascal, exparlamentario vasco del PP del sector crítico. Abascal es desde entonces director de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid. Y hace tres años tentó a San Gil sin éxito.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, rechazó ayer que hayan pesado motivos políticos en el nombramiento de Otaola. Según González, sus méritos para el nuevo puesto son "su gran formación y su gran experiencia profesional, tanto en lo público como en lo privado".

Otaola admite haber tenido "muy poca experiencia" con menores en su trayectoria política. Pero apela a su formación en Derecho (es licenciada por el ICADE) y al "sentido común" y promete "dedicación absoluta" para sacar adelante su nueva tarea. Está "encantada" de formar parte del equipo de Aguirre, a la que define como "una de las mejores líderes de España". Lizartza, con 641 habitantes, fue durante su mandato la única alcaldía del PP en Guipúzcoa. La primera decisión al asumir el cargo fue ordenar la retirada de todos los carteles con fotos de etarras, las pintadas y las pancartas de la fachada del Ayuntamiento. El municipio guipuzcoano ha quedado en manos de Bildu tras las últimas elecciones, a las que Otaola no se presentó. También ocupó el puesto de portavoz del PP en las Juntas Generales de Guipúzcoa.

FUENTE: www.elpais.com