Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Según la BBC, las autoridades españolas detuvieron un hombre que presuntamente había apropiado de una base de datos de Nintendo que contenía información de carácter personal de unos 4.000 usuarios.Parece ser que la persona en cuestión amenazaba con publicarla en un foro y denunciarla ante la Agencia Española de Protección de Datos por lo que él consideraba una negligencia en la custodia de los datos.

Vivimos en una época donde los datos personales están más expuestos que nunca, pero las leyes que los protegen son bastante leves. El supuesto ladrón pretendía llegar a un acuerdo con Nintendo para no denunciarla ante las autoridades competentes al no evitar la intrusión en sus ficheros con los datos personales de miles de clientes. 

Resulta curioso que la noticia que se ha destacado en todos los medios es lo que estaba haciendo el supuesto hacker y no la falta de protección que empresa como Nintendo ejercen sobre los datos personales de sus clientes.

 

FUENTE: www.idg.es