Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

 

La Guardia Civil ha detenido a R.B., de 30 años, después de que fuera sorprendido en el interior de una vivienda de Roquetas de Mar (Almería) cuya entrada había sido forzada y de la que trató de huir por la ventana de uno de los dormitorios para evitar a los agentes, uno de los cuales resultó herido en el forcejeo de su arresto.

Según ha explicado la Comandancia en una nota, el dueño de la vivienda, tenía instalado un sistema de seguridad, por lo que  la central receptora de alarmas,  informó de que había saltado una alarma en la vivienda, en la que había un individuo "vestido totalmente de negro con capucha" que estaba "rompiendo la central receptora de alarma".

Los agentes acudieron hasta el lugar, donde descubrieron la puerta principal rota, luces encendidas y ruidos en la primera planta, por lo que al ascender a la misma encontraron al hombre "intentando forzar una persiana para huir".

Los agentes trataron de reducir al sospechoso, quien opuso una "gran resistencia" y quien pudo correr unos metros antes de ser alcanzado por otro guardia civil, que fue golpeado durante la detención.

Con apoyo de otras patrullas se pudo detener al sospechoso, acusado de un delito de robo con fuerza y un delito de atentado agente de la autoridad, que fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Roquetas de Mar (Almería).

 

6363

 

Fiuente: Andaluciainformacion