Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Un ladrón irrumpió el pasado miércoles de madrugada en la sede de un centro dedicado a la neurorrehabilitación de niños de Palma. El delincuente forzó y desencajó una puerta de seguridad y sustrajo 1.500 euros, destinados a pagar al personal, un ordenador portátil y un teléfono móvil. Con el mismo sigilo con el que había entrado, abandonó las instalaciones sin ser detectado.

La fechoría se cometió sobre las cinco y cuarto de la pasada madrugada en las instalaciones de la Fundación Nemo, situada en el número 90 de la calle Àngel Guimerà de Palma. El delincuente forzó los cristales y destrozó la puerta de seguridad para adentrarse en el centro. Una vez en el interior, encontró el camino expedito para actuar a su antojo. Además de los cuantiosos destrozos, el delincuente robó unos 1.500 euros en efectivo, un ordenador y un teléfono móvil antes de abandonar el lugar.

 

El delincuente evitó las cámaras


Las cámaras de videovigilancia del centro no consiguieron captar la figura del delincuente. A juicio de los responsables de la Fundación Nemo, el delincuente había mostrado un sobrado conocimiento de estos dispositivos para evitar que le grabaran.

La alarma de las oficinas se activó y coches patrulla de la Policía Nacional acudieron a la sede de esta entidad sin ánimo de lucro. Cuando llegaron los agentes, el delincuente ya había desaparecido. Los cuantiosos destrozos causados en las instalaciones eran la huella inequívoca de que habían desvalijado el local.

Una profunda sensación de desazón se instaló ayer en los educadores de la Fundación Nemo. al ver que un delincuente se había adentrado para desvalijar esta entidad, especializada en la neurorrehabilitación de niños con necesidades especiales. "Estamos muy tristes", subrayó ayer una educadora con lo que trataba de expresar el sentir general.

"Sabía bien a lo que venía. Había aprovechado que era primeros de mes y tenemos algo de dinero para pagar al personal", apuntó ayer esta trabajadora. Pese a la descorazonadora contingencia del robo, habían suspirado aliviados porque el delincuente no se llevó otros elementos para el tratamiento de los pequeños. "Por lo menos no se ha llevado los materiales ortopédicos", abundó.

Efectivos de la Policía Científica se desplazaron ayer hasta la Fundación Nemo, en la calle Àngel Guimerà, para tratar de tomar huellas que pudieran conducir a la identificación y posterior detención del ladrón. Agentes del Grupo de Robos de la Policía Nacional se encargan de la investigación.

 

TTCS ALARMA NEMO

#alarmasmallorca #alarmasdeseguridadmallorca #ttcsempresadeseguridad #empresadeseguridad #seguridadhogar #mallorcaalarma

Fuente: Diariodemallorca