Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

BARCELONA. El operativo de búsqueda de los dos autores del atraco de la sucursal del Banco Santander en Cambrils (Tarragona) en el que murió una joven empleada de 25 años se ha intensificado tras identificar a los dos delincuentes. A través de las cámaras de seguridad del banco, los Mossos han sustraído las imágenes de los dos atracadores que entraron en el banco a cara descubierta, usando unas gafas, una gorra, pelucas y postizos.

La Policía Autonómica extendió ayer a las áreas limítrofes de Aragón y Comunidad Valenciana, la búsqueda de los dos asaltantes, ya conocidos en la zona. Al parecer los delincuentes, de origen español, tienen antecedentes penales y según parece podrían haber estado en prisión y haber participado en una veintena de atracos en todo el territorio español.

Las cámaras de seguridad grabaron el momento en el que los dos hombres entraban en la sucursal bancaria sobre las 08.45 horas. En las imágenes se pueden ver a los dos individuos frente a la caja.  Uno de ellos es de complexión delgada, mide aproximadamente 1,65 metros de estatura, y en ese momento, llevaba una gorra, gafas y perilla postiza para cubrirse el rostro. El otro, de complexión más amplia, usó una peluca, un bigote y una barba postiza y es unos diez centímetros más alto.  

Según la investigación del caso,   el disparo mortal, que alcanzó en el cuello de la joven, se produjo a través de la  trampilla del cristal de seguridad, y la víctima no se negó en ningún  momento a dar el dinero a los asaltantes. De este modo, se baraja la hipótesis de que el tiro se produjese de forma accidental, momento en el que huyeron precipitadamente sin ningún botín.

En señal de duelo y protesta los comerciantes de Cambrils cerraron ayer al mediodía cinco minutos sus establecimientos. Además de este acto, se produjeron varias protestas silenciosas en toda España delante de las entidades bancarias.

 

FUENTE: www.larazon.es