Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Niza se niega a destruir las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad la noche del atentado.

Lahouaiej Bouhlel ATENTADO NIZA

 

El fiscal de París, François Molins, afirma que la petición es para "evitar que se propaguen de de manera incontrolada"

Las autoridades locales de Niza han rechazado la solicitud de las fuerzas policiales antiterroristas a través de la cual se pedía la destrucción de las imágenes grabadas por las cámaras de vigilancia situadas en el Paseo de los Ingleses durante el atentado que tuvo lugar la semana pasada.

El Fiscal de París, François Molins, ha comunicado que el objetivo de esta petición es evitar que las imágenes se "propaguen de manera incontrolada". Sin embargo, la respuesta no se ha hecho esperar por parte de la policía de Niza, quien ha rechazado esta solicitud alegando que las grabaciones podrían ser una prueba determinante de lo sucedido en la noche del 14 de julio.

Este es el, hasta ahora, último episodio de la disputa existente entre las autoridades de la capital de la Costa Azul y la policía nacional, un tira y afloja surgido desde las primeras horas de la masacre. La falta de asunción de responsabilidades por parte de ambos cuerpos y la inexistencia de un acuerdo en cuanto a quién debería haber asegurado la integridad de las personas presentes en el Paseo de los ingleses durante el ataque, ha suscitado una agria polémica en Francia.

"Esta es la primera vez que se nos pide borrar una prueba", ha asegurado un cargo de la policía local al diario 'Le Figaro'. "El departamento encargado de grabar las imágenes y la ciudad de Niza podrían ser perseguidas judicialmente si las borrásemos, y por otra parte nosotros no tenemos la potestad para asumir este tipo de responsabilidades".

En este sentido, la Fiscalía ha declarado querer la destrucción del material "para preservar la dignidad de las víctimas y para que los yihadistas no puedan utilizarlo con fines propagandísticos".

Pese a todo, el Gobierno francés ha recibido fuertes críticas sobre la ausencia de medidas de seguridad el día del ataque, una circunstancia que podría comprobarse precisamente a través de las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad que pretenden ser destruidas por la Fiscalía de París.

El pasado jueves, un periódico galo reprodujo las declaraciones de Christian Estrosi, alcalde de Niza, en las que subrayaba que el Gobierno había mentido sobre las medidas de seguridad que hubo en la noche del 14 de julio en Niza. De hecho, algunos testigos y los miembros de la policía local que han visto las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, aseguran que tan sólo había un coche de policía municipal bloqueando el lugar por donde pasó el camión, en el propio Paseo de los ingleses.

El alcalde Estrosi ya cuestionó el pasado fin de semana las declaraciones vertidas por parte del gobierno asegurando que la policía nacional se encontraba fuertemente armada en el lugar por donde entró el camión....LEER NOTICIA COMPLETA.