Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Un hispano enfrenta cargos por el asesinato de imán musulmán y su acompañante en Nueva York  

ttcs

Este lunes la policía confirmó el arresto y la presentación de cargos criminales contra Oscar Morel, de 35 años y residente en el condado de Brooklyn.

BROOKLYN, Nueva York.- La Policía de Nueva York confirmó este lunes que arrestó y acusó a un hispano por el doble asesinato del imán Maulama Akonjee y su amigo Thara Uddin, ocurrido el sábado a la 1:50 de la tarde cuando salían de una mezquita.

En un comunicado oficial informaron del el arresto de Oscar Morel, de 35 años y residente en Brooklyn. Enfrenta dos cargos de homicidio en segundo grado y otros por posesión criminal de un arma de fuego.

Morel fue arrestado el domingo por la noche por golpear a un ciclista con su vehículo 10 minutos después de los asesinatos a tiros del sábado en Queens, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, Robert Boyce, en una conferencia de prensa el lunes.

La policía "cree firmemente" que es la misma persona que mató al imán Maulana Alauddin Akonjee y a Thara Uddin.

Los cargos presentados contra el hombre de Brooklyn fueron ampliados después de que la policía dijera que había recuperado un revólver de la casa del detenido, así como prendas de ropa similares a las que utilizaba el agresor captado por cámaras de vigilancia.

La comunidad musulmana pide justicia

Tanto el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, como el comisionado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Bill Bratton, aseguraron que la investigación continúa e insistieron en que aún no se puede hablar de que se trató de un crimen de odio.

Entre tanto, en las estaciones del tren y calles cercanas al Municipal Parking Field, en la avenida Grant, los afiches de la policía agudizaban el dolor de la comunidad musulmana el lunes, durante el servicio funerario del imán y su acompañante.

“Hay muchos rumores y ninguna respuesta certera”, murmuró la joven Abul Khayr al observar la fotografía del sospechoso. "Lo veo y siento miedo".

Cientos de hombres y mujeres de la comunidad musulmana se reunieron el lunes en el Municipal Parking Field para el servicio funerario de Akonjee y Uddin.

Abul Khayr, quien acompañó a sus dos hermanos mayores, dijo estar triste aunque no conoció a las víctimas. “Puedo sentir la pena de sus familias. Todos nos sentimos desprotegidos, hemos sido perseguidos por tanto tiempo”, expresó la mujer, de 23 años. "Algún día seré madre y quiero que mis hijos estén seguros en las calles, quiero que sean respetados y apreciados"....LEER NOTICIA COMPLETA.