Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las cámaras de seguridad instaladas en el casco urbano de Ejea de los Caballeros han vuelto a resultar vitales a la hora de identificar al presunto autor de un delito. Gracias a ellas y a una investigación que se ha prolongado durante más de un mes, la Policía Local de Zaragoza logró detener la semana pasada al pirómano que pegó fuego a una vivienda ubicada en pleno centro de la capital de las Cinco Villas. Y aunque el detenido lo negó todo, en las grabaciones se aprecia perfectamente cómo fue él quien entró y salió del inmueble instantes antes de que se iniciara el incendio.

Los hechos que ahora ha conseguido esclarecer la Policía Local de Ejea se produjeron  en plenas fiestas de la Virgen de la Oliva. Alertados por los vecinos, varios agentes municipales se desplazaron al domicilio, donde se encontraron el acceso a la vivienda ardiendo. Con ayuda de los extintores que llevaban en el coche, estos se abrieron camino entre las llamas e inspeccionaron la casa para comprobar que no había nadie dentro. Poco después, llegaron los bomberos del parque de la DPZ, que se encargaron de extinguir por completo el fuego para evitar que se extendiera a los edificios colindantes.

Al inspeccionar la casa tras el siniestro, los agentes comprobaron que se trataba de una vivienda ‘okupada’ y que el fuego se había iniciado en un pasillo donde había varios colchones amontonados. Desde el principio, sospecharon que podía haberse tratado de un incendio intencionado, por lo que iniciaron una serie de averiguaciones que acabaron con la detención de un hombrede 40 años y origen argelino, al que se imputó un delito de daños en incendio.

 

camara de seguridad revla piromano

 

 

Fuentes: heraldo