Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.



Un ladrón roba hasta la cámara de videovigilancia de un bar
El delincuente también se llevó dos móviles de un gimnasio y un sobre con 3.100 euros del mono de un electricista


La carrera delictiva de J. G. T., un palentino de 31 años, acaba de sumar un nuevo grado por los tres robos que, presuntamente, ha cometido en apenas quince días en Santander. No le ha frenado ni el miedo a ser descubierto, pues en su botín había hasta una cámara de videovigilancia robada en un bar. Con «numerosos antecedentes por delitos patrimoniales» en su haber, fue detenido por la Brigada de Policía Judicial este mismo lunes, 19 de marzo.

El primero de sus robos lo cometió el 28 de febrero, cuando le sacó la llave de la taquilla a un usuario del gimnasio de un club de la calle General Dávila. Mientras hacía deporte, J. G. T. la abrió y le sacó el teléfono móvil y la tarjeta de socio del club. Aprovechó, además, para hurtar al descuido otro móvil que había en el mostrador de recepción.

Siguiente robo: 6 de marzo, 14.00 horas. Entró en un bar de la calle Calvo Sotelo y se llevó una cámara de videovigilancia, valorada en unos 670 euros, instalada en la primera planta del establecimiento.

El tercer robo lo perpetró el 12 de marzo sobre las 18.30 horas, cuando se hizo pasar por colega de un electricista que hacía una obra en una vivienda de la calle Fernández de Isla. Cuando éste salió de la casa, él entró después identificándose como su compañero, y sustrajo de la ropa del operario un sobre con 3.100 euros.

Las investigaciones de la Policía Judicial hicieron posible la identificación del ladrón, que fue detenido en la calle Simancas hace dos días.

URL:http://www.eldiariomontanes.es/v/20120321/cantabria/sucesos/ladron-roba-hasta-camara-20120321.html

FUENTE:El Diario Montanes