Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

MÁLAGA
Revisan las cámaras de seguridad en busca del autor del fuego en el consorcio


La Policía Nacional ha empezado a revisar el sistema de videovigilancia de la sede del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB), en el paseo de Reding, así como las cámaras de seguridad de los edificios más cercanos para tratar de identificar al autor o autores del incendio que el martes afectó a varias oficinas de este organismo, que depende de la Diputación de Málaga.

Los investigadores tienen meridianamente claro que el fuego fue provocado ya que, además del siniestro, los asaltantes sustrajeron documentación y el ordenador portátil del gerente del consorcio, Manuel Marmolejo, quien subrayó que el asalto se debe a «un sabotaje», un acto «totalmente intencionado» en el que habrían participado varias personas. «Quién o quiénes lo han hecho conocían muy bien cómo entrar, dónde tenían que ir, qué información llevarse y la forma de actuar dentro de este organismo», explicó Marmolejo en declaraciones a Europa Press.

El gerente del CPB precisó que ha desaparecido documentación relacionada con la tarea económico-administrativa y de gestión diaria del consorcio, así como su portátil. Así, cuantificó los daños ocasionados en más de 60.000 euros.

Marmolejo no precisó un motivo específico que explique lo ocurrido, aunque señaló que hay una serie de factores dentro del consorcio «que pueden llevar a ello», por lo que han puesto estas circunstancias en conocimiento de la policía. «Cuando tengamos resultados, ya los diremos», dijo.

No obstante, reconoció que el incendio ha tenido lugar unos días después de que la Justicia considerara irregular el acuerdo del consejo de dirección del consorcio del 4 de noviembre de 2010 por el que se aprobaban las bases generales que regirían los procesos selectivos de cobertura de plazas del organismo, lo que supuso la anulación de las oposiciones para hacer funcionarios a 271 interinos. En este punto, subrayó: «Desde el CPB siempre hemos hablado de que, haya o no oposiciones este año, los bomberos tienen garantizado su puesto de trabajo de forma interina».

Por último, el gerente del CPB de Málaga agradeció la colaboración de los bomberos que han ayudado de forma voluntaria y sentenció: «El que ha hecho esto ha sido un canalla que no ha medido las consecuencias que pudo tener el incendio».

FUENTE:Sur Digital (Andalucía)