Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

seguridad ciudadana

Los policías llevarán cámaras y no se permitirá la acampada al 15M

Los policías que velarán por la seguridad en las concentraciones convocadas por el aniversario del 15M en Madrid llevarán cámaras y actuarán "con sentido común" para "no provocar un daño mayor del que se quiere evitar", aunque su límite será no permitir incidentes y, sobre todo, "ninguna acampada".


Los policías que velarán por la seguridad en las concentraciones convocadas por el aniversario del 15M en Madrid llevarán cámaras y actuarán "con sentido común" para "no provocar un daño mayor del que se quiere evitar", aunque su límite será no permitir incidentes y, sobre todo, "ninguna acampada".

Así lo ha explicado la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, durante una rueda de prensa en la que ha explicado la posición de la Delegación ante el aniversario del 15M, tras autorizar tres concentraciones en la Puerta del Sol y alrededores para los próximos días.

Cifuentes ha explicado que ha permitido estas concentraciones en cumplimiento del artículo 21 de la Constitución, que prevé el derecho a reunión y manifestación, pero ha limitado una de ellas, solicitada por una persona a título individual para cuatro días consecutivos, para proteger también el derecho del resto de los ciudadanos.

La delegada, que no ha querido desvelar cuántos agentes custodiarán el centro de Madrid los próximos días, ha reconocido que algunos de los policías llevarán cámaras en sus cascos para poder grabar lo que ocurra, así como otras cámaras móviles, algo que se ha hecho en otras ocasiones y que ha sido aprobado por la Comisión de Viodeovigilancia.

En cuanto a la intención expresada por algunos miembros del 15M de prolongar las concentraciones más allá de lo permitido y celebrar un "grito silencioso" el sábado a medianoche, Cifuentes ha dicho que la intervención policial tiene que ser "proporcionada", ya que "una actuación policial nunca puede causar un daño mayor del que quiera evitar"

La delegada no ha querido hablar de ninguna "línea roja" a partir de la cual la policía pueda actuar, ya que "se podría pensar que se está retando o provocando", aunque ha apelado al "sentido común" y ha insistido en repetidas ocasiones en que "no se va a permitir ninguna acampada".

FUENTE:Lainformacion.com