Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Meditan poner cámaras en calles del centro para controlar la prostitución
El Ayuntamiento cree que la videovigilancia del parque del Molinete servirá para disuadir a meretrices y clientes de practicar sexo en la zona

La Concejalía de Seguridad Ciudadana está planteándose la instalación de cámaras de videovigilancia en calles y plazas del casco histórico de Cartagena como medida de control de la prostitución callejera y medio para disuadir a meretrices y clientes de practicar sexo en la vía pública, evitar conductas que perjudiquen la convivencia vecinal y puedan afectar a los intereses de las zonas comerciales y vigilar la posible comisión de delitos como el proxenetismo o la venta de drogas.
El Ayuntamiento ya ha instalado cámaras de videovigilancia en el parque urbano y arqueológico del Molinete, y considera que además de herramienta para evitar daños a los restos patrimoniales y a las infraestructuras de este nuevo paseo y mirador urbano servirán para que prostitutas y clientes no se extiendan a esa zona, como sí lo han hecho en el pasado desde calles como San Fernando o Las Beatas hacia la Plaza de San Francisco o la calle Honda.
«Hemos puesto vídeovigilancia en el Molinete, entre otras cosas por si acaso se iba allí la prostitución. Y estamos abiertos a llevar la vídeovigilancia a más zonas», comentó a 'La Verdad' el director general de Seguridad Ciudadana, Carlos Nieto.
Éste participa hoy con una ponencia en el congreso sobre la legalización de la prostitución organizado por la Asociación de Vecinos del Barrio Universitario. Nieto va a exponer las distintas soluciones que están aplicando municipios de toda España en relación con una actividad que carece de una regulación expresa a nivel nacional y que cada ayuntamiento trata de abordar con o sin ordenanza.
Falta de una ordenanza

Este último es el caso de Cartagena, que de momento mantendrá como criterios de actuación «la presión policial y la asistencia social» para evitar problemas de convivencia ciudadana y, a la vez, dar el apoyo que el Instituto Municipal de Servicios Sociales pueda prestar a las prostitutas como a cualquier otra persona. Nieto hablará en concreto sobre 'El desarrollo y la prevención en la seguridad de los cascos antiguos de las ciudades'.
En el congreso también intervienen esta tarde en el Hotel Los Habaneros (la programación abarca charlas desde las cinco y media a las ocho de la tarde) el jefe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, Francisco Pagán, quien hablará sobre «El derecho administrativo y la prostitución»; y el concejal de Urbanismo, Joaquín Segado, quien ofrecerá la ponencia 'Deterioro de los cascos antiguos de las ciudades y posible regeneración a través del urbanismo y otras iniciativas».
Representantes vecinales han recordado que la prostitución no es un delito, y que, por tanto, la Policía Nacional se ocupa de que no se haya delitos relacionados con esta actividad, como la explotación de seres humanos, la inmigración ilegal o la presencia entre las meretrices de menores de edad.