Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Hermisende deniega la instalación de cámaras y propone alternativas
La Alcaldía pide datos sobre los gastos en la extinción de incendios y presume que «hay intereses económicos».

 

El Pleno del Ayuntamiento de Hermisende ha denegado el permiso para la instalación de cámaras de videovigilancia en sus montes a petición de la Junta de Castilla y León. En su lugar la Corporación, presidida por José Ignacio González Nieto, presenta un plan alternativo para prevenir los incendios. Así lo adelantó ayer el alcalde del municipio. La decisión municipal se adoptó «después de realizar una consulta a los vecinos». La corporación ha pedido por escrito a la Junta que facilite el número de incendios y la superficie que se ha quemado en el término» que, en su criterio, «no es tanto y son pequeñas superficies quemadas de matorral». La corporación también ha solicitado que se determine el gasto de la Consejería en extinguir uno de los incendios. «Que nos faciliten la superficie total quemada, los datos para saber interpretarlos, porque sabremos interpretarlos» argumentó el alcalde. Los datos concretos solicitados son los del incendio declarado el 7 de agosto donde, según el alcalde, se movilizaron «dos aviones, cuatro helicópteros con 33 operarios, una carroceta, no sé cuántas cuadrillas, una góndola con un buldozer. Me gustaría conocer la valoración económica y plantear el caso contrario: en qué se puede invertir esa cantidad que se utilizó para extinguirlo». González recalcó los claros intereses económicos en torno a la extinción, «unos intereses sobre lo que es arriesgado pronunciarse, pero los hay». José Ignacio González hizo estas afirmaciones después de recalcar su indignación con las acusaciones de «incendiarios y pirómanos» vertidas por el delegado territorial de la Junta contra los vecinos del municipio.


El alcalde reiteró «el abandono de la Junta, que ha impedido las prácticas agrícolas porque los vecinos hacían pequeñas quemas de matorral en febrero y marzo, que no afectaban al subsuelo».

 

González fue contundente contra la Administración autonómica al decir que «no ejerce ningún control» ye hizo una petición a «que digan que control hacen sobre las 10.500 hectáreas. El alcalde de Hermisende exigió a la Junta «implicarse más». El regidor señaló que se han solicitado quemas controladas. El alcalde fue claro «que nos autoricen quemas y nos dejen ejercer un mayor control sobre el monte». El ayuntamiento se ha encontrado con que han denegado quemas controladas, limpiezas y claras en robledal, y trabajos selvícolas de desborces: «no hay dinero para desbroces, unos desbroces que llevan aparejado suelo para pastos, setas».


Insistió en que «detrás de un incendio hay muchos intereses en horas de avión, de jornales» y exigió «que no achaquen siempre a los ganaderos los incendios. Detrás de todo esto está que tienen que investigar más y reforzar la vigilancia». Para el alcalde de Hermisende se gasta un montón de dinero «cuando sería mucho más fácil contratar de guardabosques a personas que viven y conocen el territorio».


«Con muchísimo menos dinero que la inversión de las cámaras habría bastante gente trabajando por aquí. Se ocuparían de su medio y darle de comer a su familia».