Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Ayuntamiento de Iurreta ha incorporado un tratamiento antigratifis en las paredes del túnel de Arriandi

Los vecinos y trabajadores del barrio de Arriandi de Iurreta ya pueden cruzar la carretera N-634 con seguridad a través del paso subterráneo inaugurado recientemente por el Ayuntamiento de la localidad. El túnel a costado a las arcas municipales 782.000 euros y servirá para unir las dos paradas de autobús ubicadas en los márgenes de la carretera. «Ha sido una obra costosa pero necesaria para dar seguridad y accesibilidad a la zona. Además, hemos ganado una marquesina más de Bizkaibus en dirección al pueblo», manifestó el alcalde de la anteiglesia, Iñaki Totorikaguena.

La nueva instalación, según adelantó el munícipe, contará también con tecnología que garantice la seguridad física de sus usuarios y la limpieza de la instalación. De esta manera, se instalarán cámaras de seguridad, alumbrado fluorescente en el interior y luminarias en el exterior. Además, las paredes llevan incorporado un tratamiento antigrafitis que repele el algua.

El nuevo paso subterráneo tiene 30 metros de longitud y una anchura de 2,40 metros. Para facilitar el acceso a los peatones se han habilitado unas rampas, con un 8% de pendiente.

Aprovechando esta construcción, se ha instalado una marquesina en la parada de autobuses que cuenta ahora el vial en sentido a Iurreta, «que hasta ahora no existía». «Se han habilitado también unos sobreanchos en las paradas para que los autobuses puedan acceder mejor». La obra se ha rematado con la renovación del mobiliario urbano y la mejora paisajística del entorno.

 

FUENTE: www.elcorreo.com