Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

1291731894_0
"No entrar fuegos artificiales", "no está permitido el uso de cámaras de vídeo", "no se pueden entrar armas", ni pancartas políticas, ni cámaras con teleobjetivo, ni punteros láser, ni cascos... Hasta ahí todo correcto, al leer las indicaciones de seguridad para la organización de los conciertos de Lady Gaga, que toca hoy en Barcelona, con fans haciendo cola desde primera hora, y el diá 12 en Madrid. Pero de pronto, uno de los elementos destacados sorprende: "La distribución de hielo en todos los bares del recinto debe cesar 30 minutos antes del comienzo de la actuación de Lady Gaga". Las bebidas frías, sí. Pero sin hielos, según informa The Smoking gun.

Pero ahí no quedan las excentricidades de la diva del pop. Dentro del camerino, en el backstage, las 'peticiones' continúan pero, lo que más llama la atención de lo que la cantante 'necesita' para cantar son dos botellas de oxígeno con inhalador y mucha miel. En caso de que Lady Gaga llegue al camerino y no tenga ninguna de estas dos 'necesidades' cubiertas (además del resto de la lista), se da la vuelta y se va a casa.

Gran cantidad de refrescos y bebida. Comida de todo tipo (desde chocolate con almendras a guacamole pasando por pollo asado, caliente por supuesto). Queso (sin olor y sin 'sudor'). Y una larga lista de solicitudes se adjuntan en la lista del contrato de la cantante.

Pero ahí no queda todo. Según la web de Abcnews la cantante también tiene un determinado menú para la semana. Los lunes noche es su día de barbacoa, los martes asiático, los miércoles mexicano... y así todos y cada uno de los días los tiene 'cubiertos' por sus planes gastronómicos.

 

FUENTE: www.elmundo.es