Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El gobierno municipal de l'Alfàs del Pi instalará cámaras de vigilancia en distintos puntos de la localidad para intentar poner fin a la ola de robos que se están produciendo en diversas zonas, principalmente en El Albir, desde hace semanas. El alcalde Vicente Arques (PSOE), junto con el jefe de la Policía Local y varios ediles, presentaron ayer este nuevo plan de vigilancia, mediante el cual se instalarán ocho cámaras en lugares estratégicos de entrada y salida al pueblo y en zonas comerciales. En concreto, estos dispositivos se colocarán en el nuevo retén, en la rotonda de la Casa de la Cultura y su parking, en las rotondas del Arabí, Escandinavia, Boieta y la de la avenida del Albir con el Cami de la Cantera, en el cruce del Camí de la Mar con la avenida Constitución, y en la plaza de la Creueta, según la información aportada ayer por el primer edil durante la presentación del proyecto, que tendrá un coste total de 250.000 euros. 

El sistema que utilizarán dichas cámaras, que entrarán en funcionamiento dentro de dos meses, interconectará el Ayuntamiento, la Casa de la Cultura y el Retén de la Policía Local y permitirá ir ampliando poco a poco el número de cámaras y prestaciones, como puedan ser las de lecturas de matrículas en los accesos y salidas de la ciudad. Además, podrá integrarse en un futuro a la Red de Comunicaciones de Seguridad de la Generalitat Valenciana, así como sensorizar, mediante su sistema, otros servicios municipales tales como riegos, contenedores de basura, etc. Según afirmó ayer el alcalde, las cámaras serán "un refuerzo importante" para la vigilancia y seguimiento por parte de la Policía Local tanto en actuaciones municipales como de apoyo en dispositivos comarcales. 

Tras la presentación del nuevo sistema por parte del gobierno local socialista, la oposición alfasina mostró sus primeras dudas acerca de la eficacia del mismo. La portavoz de Partido Popular, Maite Huerta, consideró que este sistema es "insuficiente", pues lo que se "requiere de manera urgente es ampliar la plantilla de la Policía Local". Según los populares, "un municipio con más de 20.000 habitantes, no puede ser seguro con tan sólo 42 policías locales en una plantilla dividida en dos turnos semanales y tres diarios, cuando, por ejemplo, Bétera, tiene 51 agentes" y una superficie mucho menor que l'Alfàs, indicaron. Por eso, reclamaron también un plan de choque contra la ola de robos, que incluya la creación de más plazas de Policía, y volvieron a solicitar la convocatoria de una Junta Local de Seguridad para tratar el tema. 

Una larga lista negra

El PP de l'Alfàs hizo público ayer un nuevo asalto que sumar a la lista que acumula la localidad en las últimas semanas: el robo en la vivienda del exalcalde popular Gabriel Such. Pero no ha sido el único sino uno más junto a otros tantos, como el de una joyería del Albir donde los ladrones retuvieron durante toda la noche a la dependienta en su propio domicilio y le dieron una paliza, otros tantos a varios establecimientos y viviendas particulares de la misma zona, así como la oleada de hurtos realizados en el interior de vehículos aparcados también en las proximidades del paseo marítimo. 

Asaltan el chalé del exalcalde del PP

Dentro de la ola de asaltos que vive el municipio de l'Alfàs, una de las últimas víctimas ha sido el exalcalde popular Gabriel Such. Los hechos ocurrieron el pasado sábado en el domicilio del exalcalde, según hizo público ayer el PP de la localidad a través de un comunicado de prensa. La portavoz popular manifestó que, "en las últimas fechas varias tiendas del Albir han sufrido robos durante la noche ante la falta de agentes y algunos domicilios particulares, como el del exalcalde, Gabriel Such, que ha sido desvalijado, llevándose los ladrones hasta los aparatos de aire acondicionado". La víctima confirmó ayer que entraron en su chalé el día de la celebración del "Mig Any", aunque desmintió que se hubieran llevado "los aparatos de aire". Such, quien no reside en el Albir, sino en otra parte del municipio, se mostró además bastante molesto y desconcertado al conocer por INFORMACIÓN que el incidente había sido difundido en una nota de prensa por sus compañeros de partido, con quienes hace tiempo que no habla. El exalcalde, recordó que ya no es figura pública y quiso desvincularse de la política, por lo cual no ha querido desvelar ni cuantificar lo sustraído por los ladrones. Sí indicó que el daño había sido más psicológico que económico, dado que ya entraron a robarle también hace más de cuatro años. R. L.

FUENTE: www.diarioinformacion.com