Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Un total de 800.000 euros  se ha tenido que gastar el Metro de Valencia, en el último año, para reparar todos los desperfectos que causan los vándalos de la ciudad. Las cámaras de seguridad han grabado algunos casos. Imágenes gracias a las cuales han servido para detenerlos. Un joven roba un extintor y después lo vacía en el túnel del metro,  otro destroza de una patada un panel informativo. Los dos son detenidos al momento. Todo gracias al puesto de mando donde se controla día y noche el metro de Valencia.  1.096 cámaras vigilan cada estación y cada metro que circula en Valencia. Imágenes como la de un ladrón que tira una cartera después de robarla o la de  dos jóvenes desbalijando una máquina de refrescos son habituales. Cada día los equipos de seguridad de metro Valencia acuden a una media de 20 incidencias entre robos, actos vandálicos y accidentes.

FUENTE: www.abc.es