Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Ayer por la mañana tuvo lugar la presentación de la nueva medida de seguridad que han llevado a cabo de manera coordinada la concejalía de Infraestructuras, Policía Local y Comercio. Se trata de la implantación de 10 cámaras de seguridad en zonas estratégicas del casco histórico para evitar el acceso de vehículos no autorizados a zonas restringidas de la ciudad. 

Esta medida de seguridad es pionera en la provincia y pretende llevar a cabo de una manera eficaz y rápida un control tanto de los infractores como del tráfico en la ciudad. El concejal de Infraestructuras, Alfonso Candón, explicó que la principal utilidad de estas cámaras será la de controlar el acceso a calles con tráfico restringido y que surge como respuesta al comportamiento incívico de algunos conductores que, a pesar de las señalizaciones, optan por infringir el código de tráfico accediendo a estas calles. Candón explicó también que desde las tres Áreas correspondientes se ha optado por la implantación de este sistema porque entienden que es el más económico y seguro ya que tiene un 90% de efectividad en la detección de infracciones. Los ediles explicaron que en otras ciudades de la provincia se ha optado por los pivotes movibles pero que este sistema, además de ser menos eficaz, es más costoso. 

Las cámaras

El nuevo sistema de seguridad constará de un proceso informativo en el que se dará a conocer tanto a comercios como a residentes y servicios públicos la nueva situación y se les dará la opción de llevar a cabo las actuaciones necesarias para que no se produzcan sanciones injustas. 

El sistema de cámaras de seguridad contará con dos fases, la primera, de carácter informativo, se limitará a notificar avisos a los infractores mediante un escrito tipo para que no vuelvan a acceder a calles de uso restringido. Esta fase inicial tendrá una duración estimada de tres a seis meses. La segunda y definitiva será la que aplique las sanciones de manera automática registrando la matrícula de los vehículos y procediendo a la multa correspondiente que puede oscilar desde los 200 euros hasta más de 500. 

Desde el Ayuntamiento han comunicado que se elaborará una lista consultando a los hoteles, parking, residentes, comercios,… de la que se extraerá una base de datos. Las personas que estén interesadas en formar parte de esa lista deberán realizar una solicitud por escrito al Ayuntamiento y desde el Consistorio portuenses se procederá a su estudio. Una novedad importante será el uso que determinados agentes podrán hacer de una aplicación web del Ayuntamiento. Este será el caso de los hoteles, parkings y algunos comercios que podrán acceder a esta aplicación para registrar ellos mismos los vehículos de sus clientes y evitar sanciones. 

La implantación de este nuevo sistema ha contado con la inversión de 350.000 euros procedentes de los fondos Feil y del Plan de Urbanismo Comercial. 

Los tres ediles coincidieron en que este sistema va a contribuir de manera determinante a convertir el centro histórico en un lugar dedicado a los peatones que quieren disfrutar de la ciudad.

Calles afectadas

El nuevo sistema de control de acceso a calles con tráfico restringido se ha colocado en varias zonas de la ciudad para evitar las infracciones. Las calles elegidas para la colocación de estas diez cámaras han sido: calle Pagador esquina con calle San Franciso y calle Federico Rubio; Calle Ganado esquina con calle Vicario, en el acceso al parking; calle Nevería con calle Ganado; Rivera del río con calle Javier de Burgos, acceso al parking; Avenida de la Bajamar con la calle Javier Caballero y la calle Misericordia con calle Palacios. En todas estas calles las cámaras registrarán las matrículas de los vehículos sin autorización para acceder a estos lugares y se procederá de manera automática al registro de la multa en la Jefatura de la Policía Local. El Cuerpo no verá aumentado en principio el personal ya que las cámaras funcionan de manera independiente y no está previsto que haya falta mayor supervisión.

FUENTE: www.andaluciainformacion.es