Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Protección de Datos investiga a Majo por la carta electoral que envió a los alumnos
El Procurador del Común también admite la queja de un padre por utilizar datos de menores en la campaña.

La polémica carta que el alcalde de Valencia de Don Juan, Juan Martínez Majo, envió en plena campaña electoral a las familias de los alumnos del colegio Bernardino Pérez, para criticar abiertamente la candidatura de varios miembros del claustro por su inclusión en las listas para las elecciones municipales del pasado 22 de mayo, podría tener sus primeras consecuencias legales. La Agencia Estatal de Protección de Datos aceptó el pasado 2 de noviembre del 2011 investigar el envío masivo de esta carta a las familias de los alumnos de este centro educativo para determinar si el candidato del PP, y actual alcalde de la localidad coyantina, vulneró el artículo 122 del reglamento de desarrollo de la Ley orgánica 15/99 del 3 de diciembre de protección de datos carácter personal. Esta investigación se abre a raíz de la denuncia presentada por el padre de uno de los alumnos a los que Majo envió una de las cartas, al entender que utilizó los datos de los alumnos menores de edad, y que por lo tanto están fuera del censo electoral, con fines políticos. Por este motivo, la AEPD determinará si estos hechos vulneran el citado artículo, y determinará en su caso la apertura de un expediente sancionador con el fin de depurar responsabilidades.

La denuncia también llegó a instancias del Procurador del Común, que también admitió a trámite la queja realizada por el padre de uno de los alumnos, por lo que en estos momentos trabaja en la realización de un informe sobre este asunto.

Los sindicatos de enseñanza Stele y CSI-F pusieron en su día el grito en el cielo tanto por el contenido de la carta enviada por el alcalde como por la utilización de los datos personales de los alumnos con fines electorales.

Por lo que se refiere al contenido de la misiva, Stel manifestó su más rotundo rechazo a las descalificaciones vertidas por Martínez Majo contra los miembros del claustro que concurrían como candidatos a las elecciones municipales de Valencia de Don Juan por el Partido Socialista. El alcalde popular les acusaba de «politizar la educación» y de ejercer «presión e influencia» sobre los padres y madres de los alumnos. Stele manifestó que todas estas afirmaciones «no son admisibles en un cargo público y menos en campaña electoral» y acusó al alcalde de «intentar manipular de una forma mezquina la opinión de las familias de los alumnos».

Por su parte CSI-F fue más lejos al interpretar que la afirmación de Martínez Majo «pone en duda la legitimidad y el derecho de cualquier ciudadano a formar parte de una lista electoral por el hecho de ser maestro», denunció en un comunicado el presidente del sector de enseñanza del CSI-F León, Javier Ampudia.

Por su parte, el grupo socialista de Valencia de Don Juan también denunció públicamente la aparición de esta carta en plena campaña electoral. Según se publicó meses después en la revista Esla, el PSOE de Valencia de Don Juan acusó a Martínez Majo de «romper las reglas del juego» y anunciaron su intención de iniciar acciones legales por la utilización del censo escolar con fines electorales.

En el Pleno celebrado el pasado 30 de septiembre, el grupo socialista preguntó al alcalde por este tema y le instó a que rectificara las graves acusaciones. Majo contestó que no tenía nada que rectificar y que toda la polémica era un pretexto del PSOE para atacarle

FUENTE:Diario de León