Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Fiscalía del Estado evalúa en menos del 1 por ciento las denuncias por maltrato que se revelaron como falsas en 2010, en una estadística que facilita en su Memoria y que destaca una cifra similar para 2009.

La Fiscalía del Estado evalúa en menos del 1 por ciento las denuncias por maltrato que se revelaron como falsas en 2010, en una estadística que facilita en su Memoria y que destaca una cifra similar para 2009.

Tomando como referencia los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial, que cifra el número de denuncias por maltrato realizadas a lo largo del año 2010 en 134.105, el fiscal señala que, en ese año, "las posibles acusaciones y denuncias falsas comprendieron, a fecha de hoy, el 0,0104 por 100", una cifra similar a la de 2009.

"Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección integral de violencia sobre la mujer, han sido constantes las críticas" que apuntan a supuestas "denuncias falsas", se queja el fiscal del Estado en su memoria, siguiendo la argumentación de la Fiscalía de Sala contra la Violencia sobre la Mujer.

Según los críticos de la ley, estas denuncias falsas serían interpuestas por las "hipotéticas" víctimas de maltrato para "obtener privilegios" de carácter asistencial o para acelerar la tramitación de un divorcio u obtener ventajas en el conflicto matrimonial, recuerda el fiscal.

Pues bien, añade, "de estas críticas severas, que hemos tenido la posibilidad de escuchar en distintos foros, o de leer en noticias de prensa, o incluso en algún documento, ninguno de sus emisores aportaba dato alguno".

Ello ha llevado a la fiscalía a elaborar un seguimiento de estas denuncias y de cuáles han decaído y, de éstas, en cuántos casos la propia acusación ha deducido testimonio para imputar por denuncia falsa a la supuesta víctima.

Por otro lado, la Memoria de la Fiscalía, recuerda que de los más de setenta individuos que mataron a sus parejas o ex parejas en 2010, trece se suicidaron (ocho en 2007, dieciséis en 2008, trece en 2009) y doce lo intentaron en vano.

Veintiún agresores se entregaron voluntariamente o provocaron su detención, a través de llamadas a familiares o amigos, al tiempo que confesaban los hechos y, finalmente, veintiocho de ellos huyeron tras cometer los hechos, siendo detenidos posteriormente.

"Hay que destacar", recuerda el fiscal, que "en este año 2010 aumenta de forma considerable el número de agresores que huye una vez cometido el homicidio o asesinato de sus parejas o ex parejas".

FUENTE: noticias.lainformacion.com