Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las empresas pueden incurrir en sanciones de hasta 60.000 euros por incumplir la normativa sobre Protección de Datos por no notificar los ficheros a la Agencia Española de Protección de Datos, no informar debidamente de la recogida o incumplir los deberes de secreto y confidencialidad, como tirar sin seguridad un currículum a la basura.

Así lo ha asegurado Noemí Brito, responsable del punto de información de protección de datos del departamento jurídico de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, entidad que ha organizado una jornada informativa que transmita la importancia de gestionar bien la información de los distintos actores que intervienen en la actividad empresarial.

"Es fundamental informarse y estar bien asesorado sobre las obligaciones que marca la Ley, ya que aunque la normativa prevé la posibilidad de rebajar la cuantía de las multas, el desconocimiento puede provocar que las empresas tengan que hacer frente a fuertes multas", ha añadido.

Brito ha señalado que es "relativamente fácil" incurrir en sanciones que pueden llevar a multas de hasta 60.000 euros, aunque hay otras faltas "más graves" con sanciones más elevadas.

Por ejemplo, ha continuado, unas de las infracciones graves serían no contar con el consentimiento de los titulares para tratar sus datos, mantener datos desactualizados o no adoptar en las empresas las medidas de seguridad.

Estos incumplimientos, ha indicado, supondrían multas que oscilan entre los 60.000 y los 300.000 euros, aunque ha añadido que la cesión o la comunicación ilegal de datos a terceros puede acarrear la penalización máxima.

Noemi Brito ha señalado que no solo se trata de cumplir con la exigencia legal y evitar costes añadidos, sino una cuestión de interés general en la que la empresa, además de proteger la información de sus clientes y proveedores, garantiza la seguridad de sus sistemas y protege sus activos fundamentales.

Las ltimas Noticias

Fuente: finanzas