Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Facebook introducirá cambios en la política de privacidad en Europa

 

Ya decían nuestras abuelas que en ocasiones lo barato sale caro. Facebook estableció en Irlanda su sede europea porque allí las empresastecnológicas y de Internet pagan menos impuestos, y se supone que tienen leyes de privacidad bastante flexibles. Bien, les ha salido el tiro por la culata. Ahora se van a ver obligados a cambiar su política de privacidad, para toda Europa. Tienen que tomar esta medida tras el informe elaborado por la oficina del Comisionado Irlandés para la Protección de Datos, un equivalente de la Agencia Española de Protección de Datos. El informe muestra la preocupación de las autoridades irlandesas por el modo en que Facebook almacena y emplea los datos de sus usuarios.

 

Los irlandeses comunicaron a los ejecutivos europeos de Facebook los resultados del informe, y les indicaron que estaban bastante descontentos. Les recomendaron que introdujeran ciertas modificaciones en la política de privacidad, y los de la red social han accedido a hacer estos cambios. Como premio, han recibido la palmadita en la espalda de las autoridades irlandesas de protección de datos, que dicen que están muy satisfechos con la colaboración de Facebook, y que entre todos han superado positivamente el reto de ponerse de acuerdo para beneficiar a los consumidores. Facebook tiene seis meses para poner en práctica estas mejoras, y además será sometido de nuevo a una auditoría en julio del año que viene.

 

de elegir cómo desean que se emplee y comparta su información en el sitio, incluyendo el modo en que aplicaciones de terceros utilizan los datos de los usuarios. En estos momentos, hay muchos diseñadores de aplicaciones que hacen un uso abusivo de sus prerrogativas, y piden cantidades de información que van mucho más allá de la estrictamente necesaria para el manejo de las aplicaciones, y desde luego más allá de lo que sería una práctica comercial adecuada. Además, los usuarios deberán tener acceso a toda la información que el portal almacena sobre ellos. Esto es de la máxima importancia porque hasta ahora, cuando los usuarios solicitaban el acceso a sus datos, sólo recibían entre el 10 y el 15% de lo que realmente guarda el portal.

 

Los de Facebook además se han comprometido reducir los plazos de eliminación de la información redundante a la vez que otorgan a los usuarios un mayor control sobre las etiquetas y la información que terceros introducen sobre ellos en la red social. También podrán ejercer mayor control sobre el modo en que otros usuarios les introducen en sus grupos de amigos. El equipo de la red social ha decidido poner a mal tiempo buena cara, y han coincidido con los irlandeses en que esto en realidad no es un enfrentamiento con las autoridades irlandesas, sino una estrecha colaboración, el primer paso en la introducción de tecnologías que van a satisfacer el legítimo interés de los usuarios por controlar la manera en que las empresas emplean y rentabilizan sus datos personales