Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Una resolución de la AGPD obliga a quitar los aparatos por entender que incumplen la normativa vigente y que no respetan la privacidad de los ciudadanos.

El año pasado el Concello de Cee se gastó 5.000 euros en comprar tres cámaras de vigilancia para la casa consistorial que vigilan la plaza en la que se encuentra. Ahora, una resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD) obliga a quitar los aparatos por entender que incumplen la normativa vigente y que no respetan la privacidad de los ciudadanos.

El organismo abrió diligencias después de que un particular, José Renato Núñez da Silva, en representación de una asociación, presentara una denuncia contra el Concello de Cee. El teniente de alcalde y edil responsable de la Policía Local, Plácido García Insua, lamenta la resolución, que piensan acatar, dicen, a pesar de ser elementos útiles para resolver casos.

FUENTE: www.lavozdegalicia.es