Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Agencia Española de Protección de Datos ha iniciado un expediente sancionador contra Finanmadrid EFC (Fracciona), una entidad bancaria, por una denuncia presentada por una socia de Facua Cádiz, afectada por Dental Line. Al parecer, la sociedad denunciada publicó información personal en un listado público, lo que va en contra de la Ley de Protección de Datos.

Según informó la asociación de consumidores en un comunicado, las clínicas odontológicas de esta firma dejaron de funcionar en octubre 2009, «sin asumir, en muchos casos, las obligaciones contraídas con sus clientes, que, como en el caso de esta socia, sufrieron la paralización de los tratamientos contratados, cuyo pago habían financiado con una entidad bancaria». Facua calcula que hay más de 300 afectados por este asunto.

En este caso, La denunciante, J.M.D. reclamó a Fracciona la resolución de contrato de financiación suscrito con esta entidad bancaria. Y para ello, continúa el comunicado, la normativa vigente establece que, cuando existe vinculación entre el servicio contratado y su financiación, como en este caso, la cancelación del servicio implica la rescisión del préstamo suscrito para pagarlo.

«Sorprendentemente, sin contestar a la reclamación presentada por la socia de Facua y sin reclamarle previamente el pago del préstamo, Fracciona la incluyó en un registro de morosos», recoge la nota. Eso originó, en primer lugar, la presentación de una reclamación ante dicho fichero para que sus datos fueran excluidos del mismo, y, en segundo lugar, la presentación de una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos.

Falta grave

En virtud de los argumentos esgrimidos en la denuncia presentada por la usuaria, la Agencia ha acordado instruir procedimiento sancionador contra Fracciona, al entender que puede haber cometido una falta grave.

Facua recuerda que Dental Line contaba con clínicas en Cádiz, San Fernando, Jerez y Algeciras, y financiaba los tratamientos de sus clientes con diferentes entidades bancarias, además de Fracciona, Banc Sabadell, Santander Consum, Finconsum y CrediAgil. En otros casos, los clientes abonaron en metálico los servicios contratados que, finalmente, no recibieron. Además de denunciar la inclusión injustificada de su socia en un registro de morosos por parte de Fracciona. Facua lamenta el comportamiento que esta entidad está dispensando a los afectados por el cierre de Dental Line.

FUENTE: www.lavozdigital.es