Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Madrid. El año 2010 pasará a la historia como el año en el que se ha producido un número récord de procesos judiciales para ejecución de inmuebles con garantía hipotecaria, más de 118.000, según datos de la compañía de refinanciación de deudas, Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

El director general de la Agencia, Luis Javaloyes, se refirió, en declaraciones a Efe, albloqueo financiero que han sufrido miles de familias por el deterioro de la situacióneconómica y dijo que un 30% de los casos podría haberse evitado mediante fórmulas derefinanciación

"Las posibilidades de conservar la vivienda o alcanzar un acuerdo extrajudicial con la entidad prestataria crecen exponencialmente con la orientación adecuada" dijo Javaloyes y agregó que las entidades financieras, "preocupadas antes que nada en no deteriorar a corto plazo sus balances no están, en la mayoría de las ocasiones, en disposición de proporcionar" esa orientación. 

En este sentido afirmó que el sector de la intermediación financiera ha evitado miles de ejecuciones hipotecarias en España. Señaló que bancos y cajas terminaron por comprender que, en un entorno de morosidad creciente en el que las ejecuciones obligan a incorporar a sus balances decenas de inmuebles cada semana, "una refinanciación es siempre mejor y más rentable tanto para el cliente como para el banco". "Por eso, las entidades financieras se muestran mucho más receptivas a la formalización de operaciones de consolidación de deudas", agregó. 

Para Javaloyes es "muy positivo" el interés mostrado por los grupos políticos en instrumentar fórmulas que, sin coste para el erario público, están planteando el Gobierno y los partidos. Entre estas fórmulas citó la extinción de la responsabilidad hipotecaria por la "dación en pago", la posibilidad de subsidiación temporal de tipos de interés, o la promoción de los seguros de protección de pagos. Javaloyes recordó en ese contexto que desde hace tres años este tipo de medidas se viene promoviendo y reclamando a través de la creación de la figura del mediador financiero". Este mediador pasaría, según Javaloyes, por el reconocimiento de la existencia de una labor de asesoramiento a través de una acreditación administrativa que habilite a las empresas de intermediación que reúnan una serie de requisitos operativos y de solvencia "para poder extender el empleo de fórmulas que evitar que una mala situación financiera familiar se convierta en crítica". 

Según datos del Observatorio de la Financiación Familiar de la Agencia Negociadora, dos de cada tres familias dedican a pagos financieros más del 40 por ciento de sus ingresos y una de cada cinco a tenido que retrasar el pago de su hipoteca al menos una vez en los últimos seis meses.

 

FUENTE: www.lavanguardia.es