Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

  • El ayuntamiento de Palma financiará la compra de cámaras de seguridad para los taxis.

    El Ayuntamiento anunció ayer que subvencionará la compra de cámaras de seguridad para los taxistas. Es una de las medidas propuestas por el equipo de gobierno tras los ataques violentos sufridos por este colectivo, el último de ellos el domingo por la noche en Cala Major. Además, Cort mantendrá la partida para instalar mamparas de seguridad en los vehículos, como reclama el sector, y ofrecerá cursos de autodefensa, el primero de ellos este mismo mes. Si quieres leer la noticia sobre los ataques violentos en Palma, pincha aquí.

    El equipo de gobierno manifestó ayer su "rechazo"ante los ataques sufridos por taxistas durante estas últimas semanas, siete según las patronales, y anunció que los responsables de Seguridad Ciudadana y Movilidad se reunirán "en breve" con los representantes del sector del taxi, la Policía Local, Policía Nacional y técnicos municipales para decidir qué medidas pueden aumentar su seguridad.

    El propio alcalde se comprometió a buscar soluciones para frenar los ataques a los taxistas y así se lo comunicará por carta a todas las patronales, explicó ayer durante una rueda de prensa en la que aseguró que "se estudiarán todas las posibilidades".

    Por el momento, y para calmar los ánimos, el Ayuntamiento ha propuesto una nueva línea de ayudas para que los taxistas puedan adquirir cámaras de seguridad, después de que se haya informado al sector sobre las condiciones legales para hacerlo, ha indicado el consistorio en un comunicado. Estas ayudas eran una de las reivindicaciones de las patronales para aumentar la seguridad y hasta el momento era un gasto que debían asumir por su cuenta.

    Respecto a las ayudas para instalar mamparas de seguridad, los taxistas habían lamentado en un comunicado de este lunes que no hay ningún taller homologado que pueda encargarse de su colocación.

     Las nuevas ayudas y la organización de los cursos de autodefensa quedarán recogidos en la carta que el alcalde Antoni Noguera y el regidor de Movilidad, enviaron ayer mismo a las diferentes patronales.

    Mientras el equipo de gobierno realizaba este anuncio, los representantes de las distintas patronales del taxi se reunían con mandos de la Policía Nacional con el objeto de "analizar la situación de los últimos asaltos a taxistas y las medidas policiales", indicó el cuerpo policial.

    La reunión también sirvió para "recabar información sobre otros hechos no denunciados" y "dar a conocer las líneas de investigación que los agentes de la Policía Nacional están trabajando, además de tranquilizar al sector de los taxistas". Por parte de los mandos policiales se recomendó denunciar todos los casos, incluso los más leves.

     

    reunion asosciacion taxista y cuerpos de seguridad

     

    Fuente: Diariodemallorca

  • Los taxistas de Malaga empiezan a incorporar cámaras de videovigilancia en sus vehiculos

    camara videovigilancia taxis malaga

    El sistema, dispone de dos dispositivos, ambos instalados en el techo y con apariencia similar a la de una webcam. Uno de ellos enfoca tanto al conductor como al copiloto, mientras que el otro recoge la imagen de la zona de los asientos traseros. Con solo pulsar un botón de ayuda ante la sospecha de cualquier comportamiento extraño, el taxista envía una señal a su central, que inmediatamente facilita a las fuerzas y cuerpos de seguridad las coordenadas del automóvil para que auxilien al afectado. "Todos nuestros vehículos llevan un localizador GPS, de forma que se puede conocer su ubicación exacta", explicó Daniel Linares, miembro de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat) y coordinador del proyecto.

    Las cámaras, que graban de forma continua las 24 horas, permanecen conectadas a un módem para emitir una señal fuera del automóvil. Además, están preparadas para soportar impactos y resistir hasta un 90% de humedad. "Los fabricantes dicen que tienen seguridad militar. No es fácil romperlas ni tampoco que cualquiera pueda acceder a los archivos", apostilló. Sus luces LED permiten aumentar la visibilidad de noche, aunque las imágenes, en este caso, se conservan en blanco y negro. El conductor, que cuenta con una clave de seguridad que solo él conoce, tiene la posibilidad de recuperar aquellas incluso de hace dos semanas y visualizarlas en cualquier momento a través de una aplicación que debe instalar en su teléfono móvil o en una tablet.

    La central de taxis, que autogestiona los ficheros, crea un archivo con las modificaciones del disco duro. De esta forma, queda registrada toda manipulación por parte del usuario.

    La Ley Orgánica de Protección de Datos obliga a los taxistas a colocar en la puerta de entrada de acceso al vehículo una pegatina homologada para advertir que cuenta con videovigilancia. La decisión de subir depende del cliente. "Si lo hace, nos da su consentimiento a que se grabe. Suelen estar de acuerdo", precisó el coordinador del proyecto.

    La perspectiva de futuro es que las cámaras puedan conectar además con una empresa de seguridad privada y enviar en tiempo real la información que reciben con una conexión Wifi. "Podremos ver lo que ocurre dentro del vehículo. Solo habría que añadir una tarjeta de datos, estamos esperando a tener un volumen suficiente para que el precio del montaje se asuma entre todos", detalló Linares.

    La iniciativa de instalar estos dispositivos en los taxis surgió a raíz de los asaltos que varios conductores sufrieron en la barriada de Ciudad Jardín. Tras registrarse posteriormente otros episodios violentos, ahora, aseguran, atraviesan una época más tranquila. Pese a ello, Aumat subraya la "indefensión" a la que el sector se encuentra sometido. "Estamos vendidos y no tenemos pruebas", se lamenta.

    Varios municipios de distintos puntos de la geografía andaluza han contactado ya con la asociación para interesarse por las cámaras. Según Linares, es frecuente que algunos padres, cuando requieren un taxi para sus hijos, soliciten que el vehículo esté dotado de videovigilancia, de forma que el recorrido quede grabado ante posibles incidentes. "Es seguridad para todos", afirmó.

    Unos 50 conductores tendrán esto dispositivos instalados en las próximas semanas. Pese a que, recalcan, no han recibido ninguna ayuda, están convencidos de que el desembolso de entre 800 y 900 euros que suponen con el montaje ya incluido merecerá la pena. "Si me meto a chorizo, no iría a un local con cámara. Da respeto", bromea un taxista.

    Fuente: Málaga Hoy

  • Los taxistas de Palma demandan mayor seguridad y videovigilancia tras la gran oleada de robos y agresiones sufridas estas últimas semanas

    La oleada de robos con violencia sobre el colectivo de los taxis en Palma no cesa. Así, esta pasada madrugada se ha registrado un nuevo incidente, el quinto en menos de un mes. En esta ocasión, la agresión tuvo lugar alrededor de las 01:30 horas en Cala Major cuando tres personas -dos hombres y una mujer- asaltaron a un taxista tras haber requerido sus servicios en la zona de la Feixina. Durante el trayecto a su supuesto destino, uno de los hombres agarró al conductor del cuello mientras el otro le golpeaba.

    La situación fue aprovechada por la mujer para sustraer todo aquello que encontraba, llegando incluso a registrar el maletero del vehículo. Entre lo sustraído, se encontraba la cartera y el móvil del taxista que ya ha interpuesto una denuncia y además tuvo que ser atendido en el hospital por los golpes recibidos.

    Aumenta la preocupación y la inseguridad

    La Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca (ASATM) y la Asociación Mallorquina de Trabajadores Autónomos del Taxi (AMTAT), adheridas a la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem), quieren expresar su “gran preocupación” por los numerosos atracos violentos que los trabajadores del sector han sufrido en menos de un mes. Con estos dos últimos sucesos producidos este fin de semana, ya son cinco los atracos con violencia que se han perpetrado en Palma.

    Biel Moragues, presidente de ASATM; y Toni Cladera, presidente de AMTAT, reclaman a las autoridades competentes que solucionen este asunto “lo antes posible” para que el sector “pueda volver a la normalidad”. Y es que las graves agresiones que están sufriendo los taxistas está creando un “clima de nerviosismo y miedo entre los compañeros del sector” que preocupa a los representantes.

    Demandan más seguridad

    Es necesario además dotar a los taxistas de elementos de seguridad. En numerosas ocasiones hemos remarcado a la administración pública la necesidad deequipar a la flota de taxis con mamparas blindadas antirrobo y cámaras de seguridad. Estos atracos demuestran que no hemos llegado a tiempo y que es necesario establecer un plan de urgencia para instalar estos elementos cuanto antes”, explica Moragues.

    Mayor implicación de la Policía Local

    Por su parte Cladera quiere remarcar la necesidad de que la Policía Local “tenga una mayor implicación no sólo en este tipo de delitos sino también en los hechos que suceden diariamente y en los cuales no se está protegiendo a un sector que realiza una labor de transporte público”.

    Cinco robos en apenas tres semanas

    El primero tuvo lugar el 22 de diciembre cuando un joven venezolano detuvo un taxi en las Avenidas de Palma para que lo llevara hasta S´Arenal de Llucmajor. Al llegar a su destino, el pasajero ahogó al conductor con una llave de artes marciales. El taxista fingió que se había desmayado para aprovechar un descuido y así poder librarse de su agresor.

    En la madrugada del jueves al viernes 28 de diciembre ocurrió el segundo asalto cuando tres jóvenes de habla portuguesa se subieron a un taxi para trasladarse a Bartolomé Quetglas, una calle de Cala Major sin salida donde perpetraron un cobarde ataque que saldaron con un botín formado por el móvil y la recaudación de la jornada del taxista.

    El tercero sucedió durante la madrugada del viernes al sábado 29 de diciembre cuando un grupo de cuatro personas de origen sudamericanos golpeó a un taxista para posteriormente robarle unos 400 euros en efectivo así como su móvil y cartera en una zona de Cala Major.

    Por su parte, el cuarto se llevó a cabo en la pasada Noche de Reyes cuando un taxista fue agredido y robado en la plaza Mediterrània, en la zona del barrio palmesano de El Terreno. El conductor sufrió un corte superficial en la mano, ocasionado por el cuchillo que llevaba uno de los autores, que le estaba intimidando y que le robaron 150 euros.

     

    taxi 080119

    Fuente: Mallorcaconfidencial