Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

Cinco españoles detenidos en Francia por planear un robo en el castillo de Fontainebleau

Iba a ser el gran golpe de fin de año, pero terminó en tremendo fracaso. Cinco ciudadanos españoles y uno chino permanecen detenidos desde el 29 de diciembre en Francia, acusados de haber planeado el robo de piezas de gran valor del conocido como museo chino del castillo de Fontainebleau, al sur de París. Los seis delincuentes, conocidos por robo y tráfico de estupefacientes también en España, fueron detenidos cuando se disponían a efectuar el atraco y fueron formalmente acusados en la mañana del 31. La Nochevieja la pasaron ya en la cárcel, donde permanecen a la espera de juicio, según han confirmado fuentes judiciales.

El plan estaba cuidado al detalle. Los presuntos ladrones, de entre 33 y 45 años, llegaron en coche procedentes de España el 21 de diciembre y se alojaron en un hotel barato en Nemours, a 15 kilómetros de su objetivo. Este no era otro que el museo chino de la emperatriz, creado en 1863 en el castillo de Fontainebleau, a 62 kilómetros al sur de París, por orden de Eugenia, esposa de Napoleón III, para exponer su colección de casi 800 piezas de Extremo Oriente tan “célebres como preciosas”. Estas proceden, cuenta la web del museo, tanto del tesoro imperial, en gran parte acumulado durante las “incautaciones revolucionarias”, como del saqueo del Palacio de Verano de Pekín por las tropas franco-británicas en 1860.

Según el diario Le Parisien, los delincuentes se hicieron pasar por turistas y disimularon su objetivo con visitas a la torre Eiffel o al parque de los Príncipes, al estadio del equipo de fútbol de París, el PSG de Neymar y Mbappé. Pero adonde más iban era a Fontainebleau, donde, discretamente, hicieron inspecciones tanto a pie como en coche, identificaron los dispositivos de videovigilancia y dónde estaban situados los guardias de seguridad, además de tomar notas sobre las obras de arte chinas expuestas, de acuerdo con el rotativo. Incluso son sospechosos de haber robado dos coches particulares de localidades vecinas para su huida, según Le Parisien.

Si hay tantos detalles sobre sus idas y venidas en los días y horas previas a su paso a la acción es porque, para entonces, los delincuentes ya se encontraban bajo una discreta pero estricta vigilancia dirigida por la Oficina Central de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC), alertada por la policía española que, gracias a un chivatazo, se enteró de que un grupo de ladrones españoles preparaban un atraco a un museo francés. La única pista que tenían era que iban tras piezas asiáticas. Pero ese detalle bastó.

La fiscalía especializada de París (JIRS) abrió una investigación y los agentes empezaron a identificar posibles objetivos de los ladrones. El museo de la emperatriz cuadraba y fue puesto bajo vigilancia, lo que permitió identificar a los sospechosos. Los ladrones fueron detenidos en el aparcamiento de su hotel la noche en que se disponían a cometer el robo. Vestían ropa oscura y en el maletero los agentes hallaron guantes, máscaras y picos para cometer el atraco. En sus móviles guardaban fotografías de los tesoros que pretendían robar. Aunque los detenidos han negado las acusaciones y siguen afirmando que estaban en París por turismo, ya han sido imputados e irán a juicio acusados de asociación ilícita para la preparación de un delito y robo en banda organizada.

 

TTCS Intento robo Francia

#videovigilancia  #camarasdeseguridad #sistemadeseguridad #zonasvigiladas #zonasseguras #seguridadciudadana

Fuente: Elpais