Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El euribor acumula once meses de descensos que le han conducido hasta sus actuales mínimos históricos. Las rebajas en las hipotecas superan los 210 euros anuales.

El euribor a 12 meses, el indicador al que se referencian más del 80% de las hipotecas en España, continúa dando alegrías a las familias hipotecadas. Este indicador se dispone a cerrar hoy el mes de marzo en el 0,21%, el nivel más bajo de su historia, después de que en febrero bajara al 0,255%.

Durante las últimas jornadas el euribor ha repetido en torno al 0,201% e incluso el viernes llegó a bajar al 0,199%, rompiendo su suelo del 0,2%. Estas cifras han dejado una media en marzo que ronda el 0,215%, lo que supone un descenso superior al 50% respecto al 0,577% en el que cerró marzo de 2014.

Además, se sitúan a años luz del 5,393% que este indicador hipotecario llegó a tocar en julio de 2008, su máximo histórico. Desde entonces, el euribor siguió una trayectoria a la baja que se paró en 2010, y que retomó a mediados de 2011.

Por tanto, a la hora de echar cuentas, las familias que tengan que revisar su hipoteca con el dato de marzo, verán nuevas rebajas. Para un préstamo medio de unos 105.000 euros (según el último dato del INE) a un plazo de 25 años y con un diferencial de 0,50%, quienes revisen su hipoteca con el dato de marzo pagarán 14,4 euros menos que en el mismo mes del año anterior.

Así, en el conjunto del ejercicio, las familias españolas hipotecadas que no tengan una de las cláusulas suelo, verán reducido su gasto en este concepto en casi 210 euros de media respecto al año pasado.

¿Por qué baja?

Históricamente los movimientos del euribor a 12 meses han caminado de la mano de los tipos de interés de la zona euro, que desde septiembre se sitúan en el mínimo histórico del 0,05%.

De manera que entre los motivos que están llevando al índice a mantenerse en mínimos históricos se encuentran la "vorágine deflacionaria en precios" y la devaluación del euro, según Jaime Díez, analista de XTB. En este sentido, el experto señala que la reciente implantación del programa de compra de deuda soberana puesto en marcha por el Banco Central Europeo (BCE) "no ha hecho más que intensificar la tendencia bajista y ayudar a perforar los mínimos previos".

Díez indica que, de momento, no se avista una recuperación importante en la economía, por lo que entiende que la presión alcista tardará en llegar al euribor. Asimismo, explica a Europa Press que "tan solo una fuerte subida de la inflación, provocada, quizá, por un importante repunte en el precio del crudo, podría frenar la escalada de compra de bonos y de manera indirecta la caída del principal tipo de referencia hipotecario".

"Si bien la mejora es limitada al compararla con el año anterior, la consecución de años de bajada en el euribor ha aliviado a muchas familias hipotecadas permitiéndoles un respiro en medio de tantas noticias económicas negativas", según Díez.

Otros expertos atribuyen estas bajadas desproporcionadas del euribor a la escasa actividad en el mercado interbancario.

Fin de año

Además, de cara a finales de año, los expertos estiman que continuarán las caídas y confían en que el indicador hipotecario pueda recalar en torno al 0,15%. En cualquier caso, no descartan un estancamiento o una subida en los últimos meses del ejercicio. Y advierten que el alcance real de las caídas será muy reducido para un hipotecario menor, ya que las cesiones son cada vez menos relevantes en el aspecto nominal".

Fuente: expansion