Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Vila-real duplicará las cámaras de control de tráfico en zonas públicas

El Ayuntamiento de Vila-real (Castellón) ha completado el plan de cámaras de control del tráfico y seguridad con la instalación de ocho dispositivos en los últimos dos años. El alcalde, José Benlloch, visitó este miércoles la sala de control de la Policía Local, desde la que se maneja toda la nueva tecnología de seguridad y anunció además que su intención, si repite en la alcaldía, es la de duplicar esta cifra de cámaras de tráfico instaladas en los últimos meses.

Así, el primer edil se mostró partidario de colocar nuevos dispositivos en las plazas José Soriano y la Mayorazga, así como en el parque ubicado junto al Centro de Tecnificación Deportiva y también en la piscina del Termet y el edificio de El Molí, entre otros.

El plan de cámaras de tráfico y seguridad ha supuesto una inversión de 300.000 euros y Benlloch señaló que «aunque la finalidad primera es controlar la circulación de vehículos, estas tecnologías nos permiten prevenir y sancionar otras actitudes incívicas». Así, recordó que a la hora de instalar las cámaras se han tenido en cuenta criterios como la cercanía con zonas sensibles como jardines o parques así como colegios con la intención de mejorar la seguridad en estos puntos.

Con estos ocho nuevos dispositivos de videovigilancia, Vila-real cuenta en la actualidad con un total de 72, en edificios públicos, zonas peatonales y viales, una cifra que el alcalde tiene intención de seguir ampliando «porque creo que podemos multiplicar aún más la sensación de seguridad que damos a los vecinos».

Por su parte, el intendente jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, detalló que Vila-real cuenta con un parque móvil de 24.327 vehículos, así como 3.625 de dos ruedas, «de ahí la importancia de contar con cámaras de tráfico». No obstante, estos dispositivos de videovigilancia se utilizan también para perseguir otras infracciones como hurtos ya que funcionan con un sistema domótico que permite a los agentes manejarlos desde la sala de control.

Nieto remarcó que la Policía Local de Vila-real es «pionera» en la instalación de nuevas tecnologías de seguridad y que con la ampliación del plan de cámaras de tráfico y la conclusión del plan de control de accesos a edificios públicos «seremos en poco tiempo una smart city en tema de seguridad y Policía Local».

Fuente: elmundo.es