Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

El área de Movilidad del ayuntamiento de Palma instalará un sistema de foto-rojo en el cruce de la calle Manacor con Manuel Azaña, en sentido hacia avenidas, que permitirá detectar y sancionar aquellos vehículos que se salten el semáforo en rojo.

El sistema dispone de una cámara que detecta cuando un vehículo se salta el semáforo en rojo y sanciona al infractor, ha explicado este jueves el Ayuntamiento en una nota. El objetivo es pacificar el tráfico en la zona y mejorar la seguridad vial en puntos transitados, concurridos y conflictivos en la ciudad.

La foto-rojo es un sistema incluido dentro del contrato de semáforos y mantenimiento y gestión de movilidad que entrará en funcionamiento cuando se instale la señalización que indique que hay un punto controlado por cámaras.

El contrato de semáforos se adjudicó por 2,8 millones de euros y prevé dos cámaras de control con el sistema de foto-rojo móviles.

"El sistema foto-rojo es una novedad que se incluye por primera vez en el núcleo urbano, la ciudad necesita mejorar el control del tráfico para garantizar su calma, uno de nuestros objetivos como área en relación a la movilidad sostenible", ha explicado Joan Ferrer, regidor de Movilidad.

En la calle Manacor ya se han instalado otros sistemas para apaciguar el tráfico y aumentar la seguridad vial, como radares fijos.

 

TTCS camara de seguridad

Diariodemallorca