Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los vigilantes de seguridad privada se sienten desprotegidos

El sindicato ATES de vigilantes de seguridad privada reclama el carácter de agente de autoridad para estos profesionales. Baleares cuenta con más de 15.000 vigilantes de seguridad privada, donde tienen un peso importante en aeropuertos, transportes de fondos y vigilancia de comercios y empresas.

El sindicato denuncia que los vigilantes corren el riesgo de quedar desprotegidos ante agresiones y procesos judiciales, ya que no cuentan con la veracidad de palabra, como sí ocurre con policías y guardias civiles. El portavoz del sindicato, Víctor Villalobos, afirma que los vigilantes trabajan de cara al público y tendrían que equipararse a los policías y guardias civiles en determinadas funciones como los cacheos.

"Lo pedimos en el momento en que tengas que hacer una detención o un cacheo para que te miren igual que a un policía. No pedimos el status de autoridad pública las 24 horas, sino en el ejercicio de nuestras funciones, porque hacemos muchos servicios de cara al público en aeropuertos, metros y autopistas" señala el portavoz de ATES.

Villalobos también pone sobre la mesa la falta de recursos de algunos vigilantes de seguridad privada, que cuentan con armas antiguas y en ocasiones no cuentan con equipos de protección. "En algunos servicios van armados, pero no todos los vigilantes van armados, en pareja o con chaleco antibalas. Tienen muchas carencias, cosa que Policía Nacional, Guardia Civil y otros colectivos no tienen" subraya Villalobos.

 

 

Fuente: cadenaser