Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Seguridad Ciudadana invierte 4.000 euros en sistemas de control en los seis centros docentes públicos de educación infantil y primaria

J. A. G.  Los colegios de educación infantil y primaria están viendo reforzada su seguridad con la instalación de sistemas de alarma y videovigilancia. La Concejalía de Seguridad Ciudadana asumirá una inversión de casi 4.000 euros en los seis centros docentes públicos benaventanos para extremar la seguridad en casos de robo y de vandalismo. Es la primera vez que los colegios públicos locales dispondrán de este tipo de medidas.

La instalación de los equipos en Fernando II, Las Eras, Buenos Aires, San Isidro, Los Salados y El Pinar, ha estado precedida de contactos con los directores de los centros y de inspecciones de la empresa instaladora de los sistemas de seguridad a las instalaciones educativas, según confirmó ayer la Concejalía. El Ayuntamiento también ha tramitado una comunicación a la Subdelegación del Gobierno dando cuenta de los sistemas que operarán en los seis colegios.

De acuerdo con la información suministrada al Ayuntamiento y a la empresa instaladora, en cada centro se han dispuesto detectores en diferentes accesos. Estos detectores están asociados a las videocámaras, que no operarán durante las jornadas lectivas, y por lo tanto no grabarán ni recogerán imágenes de los alumnos ni del devenir cotidiano de cada centro, un aspecto que fue abordado con los directores de los colegios por el responsable de área, José Manuel Salvador y en el que han primado las garantías de privacidad exigibles legalmente.

Sí funcionarán las cámaras de forma programada una vez que finalice la jornada lectiva y se cierren los colegios. Cualquier intento de acceso a estos seis centros docentes activará automáticamente el envío de diversos tipo de señal e imágenes. La Policía Local será receptora tanto de los avisos de intento de acceso como de las imágenes que tomen las cámaras y podrán actuar de forma inmediata, tanto si es en caso de robo como en otros supuestos, incluyendo los relativos a actos vandálicos.

Los robos en centros docentes no son numerosos a lo largo de año pero tampoco infrecuentes. En los últimos meses se han producido casos en los colegios El Pinar y San Isidro, y cada años se producen de dos a tres robos o intentos de robo de media. "El problema fundamental no es tanto lo que se pueden llevar de los colegios como de los daños que ocasionan, generalmente muy cuantiosos", explica José Manuel Salvador. Aunque el Ayuntamiento es responsable del mantenimiento de los colegios públicos, no tiene obligación de realizar inversiones, y solo las acomete excepcionalmente y por razones de justificada necesidad, como es el caso, según precisa la Concejalía.

Fuente: laopiniondezamora