Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

Asaltan por segunda vez la tienda de Apple, de día y a cara descubierta

 

La delincuencia se ceba con la tienda oficial de Apple en Almería. El establecimiento de Rossellimac en la Avenida de la Estación sufrió el mediodía del jueves su segundo asalto en las últimas tres semanas. Tres varones entraron sobre las 12.30 horas a cara descubierta y se apropiaron de diversos aparatos expuestos en los mostradores del conocido establecimiento capitalino.

Los ladrones actuaron sin miedo a ser identificados y captados por las cámaras de seguridad. Según testigos, entraron en la tienda, se distribuyeron por las mesas de exposición y en pocos segundos se apropiaron de teléfonos móviles y tabletas.


Las piezas estaban aseguradas por unos cables especiales. Los delincuentes los cortaron con herramientas  que portaban y salieron a la carrera mientras los trabajadores de la tienda les increpaban e intentaban pararlos sin éxito. Los asaltantes tenían un vehículo apostado en las inmediaciones y se dieron a la fuga con el botín.


Los empleados reaccionaron rápidamente y contactaron con la sala de coordinación del 091. La Policía Nacional montó un dispositivo para la persecución y trabaja en la identificación de los delincuentes. Además, la tienda hizo uso de los sistemas de seguridad de los aparatos robados y los ha bloqueado de forma telemática para impedir su utilización. De hecho, estos equipos han incorporado paulatinamente nuevas utilidades de seguridad.


Desde Rossellimac se ha garantizado la atención al resto de usuarios y añaden que no ha habido daños personales. De hecho, los ladrones no sacaron armas y se centraron únicamente en arrancar los aparatos con la mayor celeridad posible.

Un antecedente

La misma tienda sufrió un hecho similar a finales del mes de mayo, resuelto entonces con la intervención de la Policía Local de Almería. Entonces los agentes arrestaron a tres jóvenes, de entre 19 y 24 años de edad y naturales de Málaga, acusados de sustraer siete teléfonos móviles valorados en más de 6.500 euros.


En ese caso, los trabajadores siguieron a los ladrones durante unos metros y alertaron a una patrulla de la 
Policía Local que se encontraban en las inmediaciones. Se subieron a un vehículo, identificado por los testigos. Unos minutos más tarde fueron arrestados en la Avenida Federico García Lorca.


Un registro permitió localizar bajo el asiento del conductor los móviles, que habían sido sustraídos tras destruir los dispositivos de seguridad, tal y como reflejaban las imágenes de las cámaras del establecimiento. También les fueron incautadas tijeras, alicates de precisión, llaves multiusos y guantes de jardinero.

 

TTCS - Robo a cara descubierts

 

#videovigilancia  #camarasdeseguridad #ttcsseguridad #sistemadeseguridad #ttcssolucionesdeseguridad

Fuente: Lavozdealmeria