Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) impuso durante todo 2014 unas 550 multas a las principales compañías de telecomunicaciones por un valor conjunto de 10,3 millones de euros, según los datos extraídos por Vozpópuli del listado de “Resoluciones de Procedimientos Sancionadores de 2014” publicado en la web del organismo.

La compañía que más infracciones cometió fue Vodafone, que recibió 148 multas cuyo monto total ascendió a 4,65 millones de euros. La Agencia ha castigado al operador británico con sanciones medias que van de los 25.000 a los 50.000 euros por cada denuncia con resultado de infracción. Cobro de servicios no contratados; uso de los datos personales de clientes sin su consentimiento para ‘colar’ nuevas tarifas y servicios; inclusión de abonados en ficheros de morosos pese a estar al corriente de pago; no tramitación de bajas y un sinfín más de infracciones fueron las que colocaron a Vodafone en el primer puesto del ranking de operadoras multadas por la AEPD.

Pese al multazo total de 4,65 millones, la compañía presidida por Francisco Román y dirigida por António Coimbra ha mejorado sensiblemente frente a 2013, año en el que recibió más de 200 multas por un valor conjunto de casi el doble, unos 8,5 millones de euros.

También mejoró el grupo Telefónica, que en sus versiones fija y móvil se ha llevado este 2014 un rapapolvo conjunto de 2,88 millones de euros, frente a los 4,4 millones que tuvo que abonar en 2013.

La Agencia impuso al principal operador unas 100 sanciones, muchas de ellas de 50.000 euros. En una de ellas, por ejemplo, la inspección constató que “de todo lo actuado en la investigación previa se concluyó, salvo prueba en contrario, que Telefónica Móviles España realizó tratamiento de los datos personales de la persona denunciante sin su consentimiento inequívoco al incorporar a su fichero de clientes como titular de servicios que no había contratado. Siguiendo con la gestión de ese contrato y sin realizar comprobaciones de la identidad con suficiente diligencia incluyeron sus datos personales asociados a una deuda en los ficheros de morosos Asnef y Badexcug”.

Pero también otras muchas multas por cobro de servicios no prestados, imposición de tarifas sin conocimiento del abonado, no tramitación de bajas pese a realizarse en los plazos fijados y seguir bombardeando a los clientes con publicidad pese a pedir éstos expresamente que así no fuera, entre otras infracciones.

El tercer operador, Orange, actualmente en proceso para comprar Jazztel, recibió 154 multas, si bien de cuantías medias inferiores (entre 5.000 y 20.000 euros de media).

Han sido 2,18 millones de euros en monto global, una cantidad que supera los 1,37 millones que tuvo que abonar en multas de la Agencia de Protección de Datos en 2013.

Una de las pocas multas de 50.000 euros que recibió por una infracción grave por modificar los datos personales de una cliente al que se le atribuyeron dos contratos: “se ha verificado que sobre el contrato ***CONTRATO.1 de la denunciante se han producido dos modificaciones de datos: con fecha 23/07/2013 consta una modificación del nombre y apellidos quedando registrado “ C.C.C.” Con fecha 06/09/2013 consta una modificación del nombre y apellidos quedando registrado “ A.A.A.” Se ha comprobado que en las facturas emitidas y facturadas a la denunciante constan emitidas facturas de la línea F.F.F. a nombre de C.C.C.”, señala la resolución aprobada por la Agencia.

El grupo Jazztel salió bien parado en 2014, al recibir multas por un valor total de 349.000 euros, pese a ser una de las compañías del sector más agresivas en captación de clientes y oferta de nuevos servicios.

El grupo Yoigo se llevó multas por 166.000 euros, seguido de ONO, el grupo adquirido por Vodafone que recibió sanciones por sólo 78.000 euros en total.

En general, pese a la cantidad de expedientes sancionadores, casi siempre favorables a los denunciantes, el sector mejoró frente a 2013, año en el que las suma de todas las multas fue de 14,6 millones de euros.

Fuente: Vozpopuli