Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La patronal del polígono de Vilalba está dispuesta a estudiar la posibilidad de contratar personal de seguridad privada para el recinto. La medida supone un cambio en la postura de la asociación, que hace dos años rechazó esa idea porque implicaría un desembolso que se estimaba elevado para las posibilidades económicas de la entidad. Sin embargo, la necesidad de reforzar la vigilancia -aunque el presidente de la patronal, Jesús Sardiña, admitió que la Guardia Civil había aumentado el control- parece pesar a la hora de adoptar alguna postura.

A CORUÑA. La Asociación de Empresarias de A Coruña ha puesto en marcha un curso destinado a formar mujeres en el ámbito de la seguridad privada. El taller, titulado Auxiliares de servicios en centros comerciales, tiene 40 horas de duración y está subvencionado por la Secretaría Xeral de Igualdade. Los organizadores de esta actividad formativa destacan la importancia de incorporar a las mujeres a ámbitos laborales que tradicionalmente estaban reservados a la población masculina. 

"Este tipo de iniciativas contribuyen al fomento de la formación profesional y capacitación laboral de las mujeres en su ámbito de trabajo, así como a la búsqueda de una auténtica cultura empresarial a favor de la igualdad", manifestó sobre el curso la presidenta de la asociación de empresarias, Ana Isabel Ulloa-Lobeiras.

 

FUENTE: www.laopinioncoruna.es

La policía de Ferrol ha detenido a un hombre que identifica como D. D. P. al que acusa de estafar a numerosas personas, principalmente jóvenes, con cursos de seguridad privada.

Primero dijo que en noviembre todas las empresas de seguridad privada quedarían prohibidas en Afganistán. Sin embargo, cuando falta un día para noviembre, el presidente afgano, Hamid Karzai, se come en parte sus palabras y deja su amenaza en el aire. Al menos de momento.

La crisis ha obligado a recortar gastos en las empresas y la tijera ha llegado a la seguridad privada, que el año pasado registró un descenso de 4,27% en el número de horas facturadas. Especialmente está haciendo daño el intrusismo laboral. Emilio Lorente, delegado en Aragón de Aproser, la principal asociación del sector, estima entre 500 y 600 las personas que trabajan como guardias sin la titulación adecuada. Principalmente desempeñan su labor en obras. "Los sindicatos deberían tomar cartas en el asunto", denuncia. Ahora mismo en la Comunidad hay titulados 2.500 vigilantes y trabajan 2.200.