Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Las cámaras de videovigilancia de Salamanca ya sancionan a conductores que infringen las normas de conducción vial

El Ayuntamiento de Salamanca ha abierto expedientes sancionadores a 50 conductores tras ser descubiertos por las cámaras de videovigilancia que operan en las zonas peatonales de la ciudad. Este dato fue aportado por el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, en una reciente reunión que celebró la Comisión de Policía, Tráfico y Transportes del Consistorio, dando respuesta a una pregunta formulada en este sentido por el Grupo Municipal de Ciudadanos. En la comisión también quedó patente que se está comprobando el funcionamiento del sistema, con el fin de subsanar los posibles fallos o errores que pudieran producirse.

Las 21 cámaras lectoras de matrículas existentes comenzaron a funcionar el pasado 20 de marzo, aunque los dispositivos fueron adquiridos por el Ayuntamiento mucho antes, concretamente en abril de 2014.

El número de matrículas autorizadas para controlar la entrada en las vías peatonales asciende a unas 10.000. Precisamente, el Consistorio afirmó meses atrás que había desarrollado este sistema de control de accesos mediante lectores de matrículas con el fin de permitir a los residentes a acceder con facilidad a sus garajes, ayudar a los comerciantes en el buen funcionamiento de sus empresas, a los padres y madres de escolares a acceder a la entrada y salida de los centros educativos, a los turistas a llegar a sus hoteles, favoreciendo también la movilidad de los taxistas y servicios de emergencia y permitiendo el uso de los aparcamientos públicos del centro.

El grupo de gobierno del PP anunció en mayo que la puesta en funcionamiento de estas cámaras había permitido reducir en un 20% el volumen de tráfico en el centro de la ciudad, un porcentaje del que discrepó el PSOE, que consideró que el nivel de circulación no había experimentado variaciones por la implantación del nuevo sistema.

Los conductores que han sido descubiertos 'in fraganti' por las cámaras de videovigilancia, al haber penetrado en las zonas peatonales sin contar con autorización para ello, se pueden enfrentar a sanciones y multas que ascienden a 90 euros.

 

cámaras lectoras de matrículas

 

Fuente: elnortedecastilla