Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

Una noche de verano para olvidar. Un cliente de un prostíbulo de s’Arenal finalizó la visita al club de alterne ebrio, sin 2.480 euros, semidesnudo y vestido con medias de mujer. La Fiscalía acusa a tres trabajadores del establecimiento de estafar al hombre y grabarle en una situación comprometida. El ministerio público reclama una condena de cuatro años de cárcel para cada uno de los sospechosos, dos mujeres y un hombre.

Los hechos se remontan a la madrugada del 27 de agosto de 2018. Los acusados, entre las 03.00 y las 05.30 horas, se aprovecharon del estado de embriaguez de la víctima, que solicitó una consumición y un servicio sexual por 300 euros.

Los trabajadores del local le cargaron, a lo largo de la madrugada, diversas cantidades en las tres tarjetas de crédito que portaba el perjudicado. Introducían el pin que les proporcionó y que servía para las tres tarjetas. En una de ellas, de débito, constan cargos de 220 y 610 euros. En otra, de crédito, faltaban 615 y en la última desaparecieron 1.335.

Los acusados, según la Fiscalía, grabaron al hombre sin consentimiento en el momento que firmó una de las operaciones de pago en estado de semiinconsciencia, semidesnudo y con medias de mujer.

Estafa y revelación de secretos

El ministerio público acusa a los tres trabajadores del prostíbulo situado en s’Arenal por un presunto delito de estafa y otro de revelación de secretos. Por el primero solicita una pena de un año de cárcel para cada uno y por el segundo pide tres años de prisión. Además, la Fiscalía reclama sendas multas de 20 meses a razón de 10 euros diarios.

Agentes de la Policía Nacional se hicieron cargo de la investigación de lo ocurrido. Los tres acusados, que deberán devolver al perjudicado la cantidad que supuestamente le estafaron, serán juzgados próximamente en Palma.

 

TTCS Grabaciones prostibulo Arenal

 

#protecciondedatos #usofraudulentodedatos #videovigilanciamallorca #grabarsinpermiso

Fuente: Ultimahora