Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

 

Dos delincuentes asaltan a mazazos una joyería de Barcelona. Los hechos tuvieron lugar en la calle Entença, en el barrio de Sants, el pasado jueves, sobre las dos de la tarde, a plena luz del día…Tal y como puede apreciarse en el vídeo registrado por las cámaras de seguridad, dos hombres detienen su moto frente al negocio y rápidamente uno de ellos comienza a golpear el escaparate con un mazo.

TTCS camara de seguridad

Los hechos que grabaron las cámaras de seguridad 

Todo transcurrió en unos pocos segundos. Uno de las personas que allí se encontraba, un proveedor, trató de abrir la puerta del establecimiento a fin de ahuyentar a los ladrones, pero el que llevaba el mazo lo amenazó con golpearle. Acto seguido una de las personas responsables del negocio entró en el escaparate desde el interior de la tienda, y retiró la mayor parte de las joyas que allí se encontraban, mientras que el delincuente continuaba dando mazazos.

La maniobra que hizo el responsable de la joyería, impidió que los ladrones se hicieran con un botín aún mayor. Al parecer los delincuentes se marcharon en su moto con unas cuantas piezas. Los peritos aún no han concluido su valor. El suceso conmocionó a las personas que se encontraban en la joyería. Afortunadamente nadie sufrió heridas.

Los responsables de la joyería Zimt hacen un llamamiento a la colaboración ciudadana. En esos momentos es tramo de la calle Entença, el comprendido entre la avenida Roma y la calle València, estaba muy concurrido. “Aunque fueran con cascos quizás alguien pudo ver la matrícula de la moto”. Quizás los dos últimos dígitos sean el 54. Además, los responsables de la joyería tienen la impresión de que fueron observados durante los últimos días.

 

#camarasdeseguridad #videovigilanciamallorca #ttcsempresadeseguridad #empresadeseguridadmallorca

Fuente: Lavanguardia

 

 

Las cámaras de videovigilancia del bar La Menorquina, en la Plaza des Pins de Ciutadella, captaron el robo con fuerza perpetrado por dos jóvenes en la madrugada de ayer jueves en pleno centro de la ciudad.

Los ladrones, presumiblemente un hombre y una mujer muy joven que aguardaba en la puerta, reventaron la cerradura con una violenta patada sobre las 3.10 horas de la madrugada. De esta forma consiguieron acceder al interior del establecimiento. Lo hicieron por la puerta trasera del bar que está situada en la calle Joan Vives, como si de un domicilio particular se tratara, y consiguieron su objetivo.

El hombre, que tapaba su cabeza con una sudadera, conocía el establecimiento puesto que se dirigió directamente sin dudar a la caja registradora y posteriormente abrió otros dos cajones del mostrador en busca de dinero. En total se apoderó de unos 500 euros, según ha denunciado el propietario del bar, a los que habrá que sumar el cambio obligado de la cerradura de la puerta trasera que consiguió violentar con una patada. Una joven, según parece apreciarse en las imágenes, acompañaba al autor del robo, aunque no llegó a entrar en el establecimiento y aguardó junto a la puerta.

El responsable del bar puso la denuncia por la mañana en la comisaría de la Policía Nacional tras advertir la sustracción con fuerza de la que había sido objeto. Agentes de la Policía Científica del CNP se personaron poco después en el bar para iniciar la investigación y que gracias a las cámaras de seguridad que permita dar con el delincuente y su acompañante.

 

ttcs empresa seguridad y alarmas

Fuente: Menorca.info

La Policía de l’Ametlla del Vallès incorpora un dron para videovigilancia

 

La Policía Local de L’Ametlla del Vallès incorporará un dron para realizar tareas de videovigilancia dotado con la máxima tecnología a nivel de usuario, igual que los dispositivos que usan los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional.

Aunque no han avanzado fechas, el consistorio ha explicado que "la adopción de esta tecnología requiere de unos requisitos legales y de unos trámites burocráticos en los que se está trabajando intensamente, para poder contar con ellos cuanto antes ". En este sentido, ha añadido que la policía ya dispone de dos agentes que han realizado la formación para poder pilotar el dron y, además, se está licitando la adquisición del aparato. "Queremos dotar a la policía local de todos los recursos posibles para poder velar por la seguridad ciudadana con eficacia. Es por eso que es uno de los primeros municipios de Cataluña en dotarla de drones", han defendido.

La puesta en marcha del dron se enmarca en el Plan de Seguridad que está elaborando el Ayuntamiento, y que se expondrá en una sesión informativa el próximo 28 de enero. También se está instalando un sistema de videovigilancia que permitirá detectar y alertar de la entrada de vehículos sospechosos. Serán 11 cámaras ubicadas en puntos estratégicos del pueblo, las que hacen un control de las matrículas de los vehículos para detectar y alertar sobre las que coincidan con una lista de vehículos sospechosos facilitada por Mossos, y así poder actuar. Además, también se están instalando 8 cámaras de ambiente en los equipamientos municipales que sustituyen las actuales, ya obsoletas.

 

TTCS Dron policial

 

Fuente: Naciodigital

Una nueva versión de programa ‘Gran Hermano’ llega a los polideportivos municipales de Palma. Empleados de una empresa subcontratada del IME (Institut Municipal de l’Esport) del Ajuntament de Palma han interpuesto una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos. Alegan que se «espía» mediante grabación de imágenes a usuarios en la zona exterior de las instalaciones y al personal propio. Y alegan que se realiza un mal uso de estas imágenes. «En el polideportivo Marga Crespí, han instalado dos cámaras, una delante y otra detrás, que graba durante toda mi jornada laboral. Entendemos que las cámaras deben grabar zonas comunes por razones de seguridad, pero no para 'espiar’ a sus trabajadores. Además, los capataces presumen de ello y las muestran a terceras personas», apunta Enrique Viéitez, uno de los afectados.

«Nos consta que el encargado de la empresa va enseñando las imágenes. Además, se está captando y almacenando a usuarios tanto dentro de las piscinas como en vía pública. Esto es totalmente ilegal», añade Viéitez. Los trabajadores denuncian también que estas cámaras no cuentan con su consentimiento. «El espíritu de la norma marca que se debe descartar la videovigilancia si hay medidas menos lesivas para los derechos fundamentales. Vamos a llegar hasta el final. De momento, la Agencia de Protección de Datos admite a trámite la denuncia y pide explicaciones a Cort.

Por su parte, fuentes consultadas del IME, sostienen que aún no han recibido la comunicación oficial del organismo competente. «Cuando nos llegue haremos la alegaciones que consideremos pertinentes. Nosotros hemos contratado a una empresa de seguridad y entendemos que instalaron las cámaras sujetas a la legislación vigente. En caso contrario, tomaremos las medidas que sean necesarias para adaptarnos a la norma», concluyen fuentes del Área de Deportes de Cort.

Los polideportivos afectados son s’Estel, Son Roca, Son Ferriol, s’Arenal, Sant Jordi y Génova.

 

TTCS empresa de seguridad y videovigilancia mallorca

 

#videovigilanciamallorca  #camarasdeseguridadmallorca #ttcsseguridad #sistemadeseguridad #ttcssolucionesdeseguridad

Fuente: Ultimahora

¿Está permitido instalar cámaras de videovigilancia falsas?

 

Si no graba, no hay tratamiento

A primera vista, la respuesta parece clara: si las cámaras no hacen nada, no hay tratamiento de datos y, por tanto, queda fuera del ámbito de aplicación del RGPD y de la LOPDGDD. Así, dispone el artículo 2.1 que “el presente Reglamento se aplica al tratamiento total o parcialmente automatizado de datos personales. Y la definición de tratamiento que nos indica el RGPD también es precisa: “cualquier operación o conjunto de operaciones realizadas sobre datos personales o conjuntos de datos personales, ya sea por procedimientos automatizados o no, como la recogida, registro, organización, estructuración, conservación, adaptación o modificación, extracción, consulta, utilización, comunicación por transmisión, difusión o cualquier otra forma de habilitación de acceso, cotejo o interconexión, limitación, supresión o destrucción”.

De lo anterior, parece que el RGPD sólo se refiere a datos personales reales y a operaciones de tratamiento reales. La clave está en que el RGPD tiene como finalidad la protección de datos personales y no la protección de la privacidad, como esfera más amplia. Su artículo 1 indica que “el presente Reglamento establece las normas relativas a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de los datos personales y las normas relativas a la libre circulación de tales datos”, pero no dice nada de la privacidad o la intimidad de las personas.

La posición de la AEPD

Es en esta línea como se ha manifestado la AEPD, aunque con algunos matices. Si bien en el expediente nº E/00888/2010 archiva el procedimiento conforme al principio de presunción de inocencia pues “no existe constancia de que las cámaras instaladas en el lugar denunciado funcionen y capten imágenes de personas”, acaba diciendo que “resultaría plenamente fundada la imposición de una sanción si en el futuro continuaran ubicadas las cámaras en el establecimiento, pues tal circunstancia podría constituir prueba indiciaria suficiente para determinar que las citadas cámaras se encuentran en funcionamiento y enervar el principio de presunción de inocencia”.

Parece contradictoria la posición inicial (si no se demuestra que está grabando, no cabe sanción por presunción de inocencia) con la posición final (si le volvemos a ver con las mismas cámaras instaladas, sí que entenderemos que está grabando). No tiene mucho sentido esa sanción por la no retirada de las cámaras con base en el fundamento indicado, pues tiene lógica la instalación de las cámaras con fines disuasorios. Y dicha instrucción no se refiere en ningún momento a la licitud de la instalación de cámaras falsas con fines puramente disuasorios.

Quizá la postura de la AEPD es así de confusa a propósito, pues si bien una cámara falsa no realiza un tratamiento de datos personales y quedaría fuera del ámbito de aplicación del RGPD, el mero hecho de que una persona vea una cámara de videovigilancia afecta a la esfera de su intimidad y privacidad. Es decir, una cámara de videovigilancia, funcione o no, tiene ya de por sí un efecto en la esfera de la libertad de las personas, pues a nadie le gusta que le vigilen (o creer que le vigilan, en este caso).

Solución

Como la cuestión es controvertida y no queda claro si es lícito o no la instalación de cámaras de videovigilancia falsas, cabrían varias soluciones.

Una primera solución sería la despenalización de dicha conducta. Es decir, establecer activamente que las cámaras de videovigilancia falsas con fines disuasorios son lícitas (siempre que dicha finalidad de disuadir esté además justificada, pues, sino, podría haber cámaras por toda la ciudad y sería un caos regular dicha situación).

Un segunda solución sería prohibirlo, y aquí caben dos posibilidades: prohibirlo conforme a la normativa de protección de datos, lo cual parece complicado pues en puridad las cámaras falsas no implican un tratamiento de datos personales. O bien prohibirlo conforme a una interpretación extensiva del artículo 18.1 de la Constitución y su LO 1/1982 que lo desarrolla. 

Así, aunque de dicho artículo parece desprenderse que sólo cabría castigar el emplazamiento de cámaras “aptas”  para grabar, conforme a una interpretación extensiva del precepto, podría regularse la cuestión de las cámaras falsas con fines disuasorios sin ningún problema en dicha normativa.

 

instalar camaras falsas

Fuente: Cuadernosdeseguridad